Bombardeos e intensos combates volvieron a sacudir ayer a Alepo, provocando el colapso de un acuerdo de alto el fuego y poniendo en jaque planes para evacuar a los últimos rebeldes que quedan en la norteña ciudad siria y poner a salvo a decenas de miles de civiles tras casi cinco años de enfrentamientos.
La salida de los rebeldes de la pequeña zona del este de Alepo que aún controlan debía empezar ayer por la madrugada, pero los ataques con artillería se reiniciaron por la mañana y los colectivos enviados por el gobierno para las evacuaciones, que estaban esperando a las afueras del enclave rebelde, se retiraron vacíos.
El gobierno ruso, que el martes había anunciado el acuerdo y proclamado la victoria del Ejército sirio de Alepo, dijo que los rebeldes aprovecharon la tregua que regía desde la víspera para reagruparse e intentar romper el cerco militar en dirección noreste, por lo que las fuerzas sirias reanudaron sus ataques.
Los rebeldes, que acusaron a Siria e Irán de torpedear el acuerdo, respondieron lanzando decenas de cohetes contra la parte oeste de la ciudad, controlada por el gobierno, que provocaron seis muertos y 30 heridos, informó la ONG opositora Observatorio Sirio de Derechos Humanos.
El presidente sirio, Bashar Al Assad, cuyo gobierno nunca confirmó el acuerdo de alto el fuego y evacuación de Alepo anunciado el martes por Moscú, dijo en una entrevista difundida ayer en Rusia que países de Occidente exigen una tregua en Alepo para salvar a los rebeldes.
En declaraciones al canal de TV Russia Today, Al Assad dijo que el alto el fuego busca detener el avance de su gobierno sobre Alepo y "sostener a los terroristas y salvarlos", y agregó que la reciente captura de la ciudad de Palmira por el Estado Islámico (EI) fue facilitada por Estados Unidos como una acción distractiva.
En Moscú, el canciller ruso, Serguei Lavrov, expresó su confianza en que los rebeldes que quedan en el este de Alepo cesarán sus resistencia en los próximos dos o tres días y esto permitirá resolver la situación y comenzar la reconstrucción de la ciudad, la segunda mayor de Siria.
Activistas y combatientes rebeldes atrapados en la última porción de territorio de la oposición en Alepo dijeron que las fuerzas gubernamentales o sus aliados fueron las primeras en romper las hostilidades con el disparo de decenas de cohetes contra barrios del este de la ciudad, a media mañana.
Las fuentes agregaron que aviones de guerra reanudaron sus ataques después del mediodía, pero se desconocía si se trataba de bombarderos rusos o sirios.
El miembro de la oficina política del rebelde, acusó a Irán de haber frustrado el acuerdo, cuya mediación y consecución se atribuyeron Rusia y Turquía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...