Las cenizas de Fidel Castro culminaron ayer su recorrido a través de Cuba en la ciudad de Santiago, la cuna de su revolución, para una gran ceremonia previa a su funeral el hoy.
La urna de cedro cubierta con una bandera cubana salió de La Habana el miércoles, transitando durante tres días por carreteras repletas de gente que coreaba "­Yo soy Fidel!", y haciendo paradas diarias en el camino hacia Santiago de Cuba, en el extremo oriental de la isla.
El presidente Raúl Castro, que asumió el poder cuando su hermano Fidel cayó enfermo en 2006, ofreció un discurso muy esperado durante el masivo homenaje al líder de la revolución cubana ayer por la noche, en el que estuvieron presentes dignatarios extranjeros.
Tras un período de luto de nueve días, los restos del "Comandante" serán enterrados en una ceremonia privada hoy en el Cementerio de Santa Ifigenia de Santiago, donde yace el héroe de la independencia nacional, José Martí.
La muerte de Fidel, el 25 de noviembre a los 90 años, ha generado debates sobre su legado y sobre el rumbo que puede tomar Cuba sin el omnipresente líder que la gobernó durante medio siglo.
Desde hace varios días, la necrópolis permanece cerrada y unos obreros trabajaban denodadamente para ultimar los detalles de la ceremonia.
El funeral se desarrollará sin la presencia de cámaras de medios extranjeros.
Repercusiones
Enediel Rodríguez, de 50 años, prepara una sala de televisión en la que los curiosos podrán seguir el avance del cortejo, antes de salir al encuentro del jeep militar que arrastra el remolque verde oliva que transporta la urna.
"Reposa en Santiago de Cuba porque Martí es nuestro héroe nacional y porque fue su idea reposar a su lado", explica Enediel al tiempo que se ajusta el brazalete con la inscripción "26 de julio", con fondo rojo y negro, en referencia al movimiento creado por Fidel Castro tras el fracasado asalto al Cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, en 1953.
La mayoría de los cubanos fueron incitados a lo largo este semana a "jurar" que continuarán el legado socialista de quien moldeó el destino del país y desafió a la superpotencia estadounidense durante casi medio siglo. La mayor parte de los disidentes señalaron que permanecerán sin hacer ruido, por temor a represalias, pero prevén retomar de inmediato su lucha contra el Gobierno. A pesar de ello el país se mostró en general muy angustiado con lo sucedido.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...