Con el objetivo de brindar atención sanitaria, respetando la idiosincrasia de las comunidades aborígenes, el Ministerio de Salud atendió a más de mil vecinos, a través del programa de Salud Indígena. El ministro Mario Fiad destacó el trabajo de los equipos que sortean las dificultades geográficas para escuchar y atender a los pueblos promoviendo una mirada de interculturalidad en salud. "Buscamos trabajar sobre la equidad y la accesibilidad al sistema, visitando a la población alejada de los centros sanitarios con los equipos de salud y la incorporación de los facilitadores culturales", afirmó. El equipo itinerario conformado por dos fonoaudiólogos, un médico generalista, dos odontólogos y una trabajadora social, visitó 20 comunidades aborígenes brindando más de mil atenciones en lo que va del año.
El Programa de Salud Indígena funciona con la participación directa de los pueblos originarios a través de asambleas donde se elige al referente del programa y se determinan los requerimientos en materia de salud. La titular del programa indígena, Mabel Pelo, explicó que "el propósito es fortalecer la calidad de atención de las distintas áreas programáticas de la provincia y principalmente llegar a todos los pueblos originarios, ya que existe un gran número de habitantes que tienen dificultad en acceder a profesionales médicos". "A los pueblos quechua, ocloya, kolla, atacama y guaraní, no sólo se les brindó asistencia, sino que también se trabajó sobre la prevención mediante talleres de vida saludable", agregó.
En una primera etapa el equipo itinerante articula acciones con puestos de salud locales, municipios, facilitadores interculturales y con el programa para establecer la zona de atención. Posteriormente se realiza las visitas con la participación de médicos comunitarios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...