La ONU advirtió ayer que hay entre 400 y 500 niños que necesitan ser evacuados "inmediatamente" de la ciudad siria de Alepo para recibir tratamiento médico, pero que esas evacuaciones no pueden realizarse dado que el organismo no cuenta con el visto bueno de todas las partes implicadas en el conflicto.
"Nos han notificado, médicos sobre el terreno, que hacen un trabajo heroico, que entre 400 y 500 niños enfermos y heridos deberían ser evacuados", afirmó el responsable humanitario de la ONU para Siria, Jan Egeland, en una comparecencia ante la prensa.
"Los grupos opositores y las autoridades civiles opositoras dicen que no ponen condiciones y piden una pausa para poder evacuar. Rusia dijo que seguirá negociando con nosotros cómo evacuar, pero ya no prometen establecer una pausa", afirmó.
La semana pasada, Moscú ofreció negociar con la ONU la posibilidad de establecer corredores humanitarios por los que evacuar enfermos y heridos, pero transcurrida una semana, esta negociación no avanza y si bien Rusia no la descarta, no se compromete con lo más esencial: una pausa en los combates, explica Egeland.
Ayer las facciones rebeldes armadas solicitaron una tregua de cinco días para poder realizar estas tareas, pero el presidente sirio, Bashar al Assad, la rechazó tajantemente alegando que los grupos yihadistas que componen el arco de rebeldes lo utilizarían para rearmarse.
El pasado 15 de noviembre el Ejército sirio comenzó, con la ayuda de sus aliados rusos e iraníes, una ofensiva militar extraordinaria para recuperar Alepo oriental de manos de los rebeldes, una estrategia que tuvo gran efecto y que les ha permitido tomar control de varias zonas, entre ellas la Ciudad Vieja.
A pesar de este rechazo a un cese en los combates, "paradójicamente", según afirmó Egeland, el gobierno autorizó que la ONU entregue asistencia a la parte oriental de la ciudad de Alepo, controlada por las facciones rebeldes.
"No autorizaron entregar ayuda en octubre, ni en noviembre, cuando lo pedimos desesperadamente desde hace semanas. Paradójicamente, ahora, han autorizado en plan de diciembre", indicó, y repitió que, aunque se congratulan de este permiso, no sirve de nada sin garantías de seguridad.
Egeland reiteró que la ONU está lista para entregar asistencia a "cientos de miles de personas" y que sólo necesitan 48 horas para llevarlo a cabo, pero que para ello los combates deben cesar.
Alepo es el principal frente en este conflicto, que ha dejado desde 2011 más de 300 mil muertos y obligado a más de la mitad de la población a abandonar sus hogares.
En los sectores en manos de la oposición al régimen en Alepo, "decenas de miles de niños se han convertido en objetivos fáciles" y "el número de víctimas sube de forma exponencial sin ningún freno", alerta Sonia Khush, directora de Save the Children.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...