En un duelo cambiante y emotivo, River perdió anoche 2 a 1 frente a Godoy Cruz de Mendoza en el estadio Monumental, por la zona 1, en un encuentro válido por la tercera fecha del torneo de Primera División.

El visitante se adelantó en el marcador a través de Diego Viera, a los 10 minutos del primer tiempo, después de una gran jugada en la que Guillermo "Pol" Fernández dejó tres hombres en el camino.

Cuando peor la pasaba y tenía diez hombres por la expulsión de Leonardo Pisculichi, Gonzalo "Pity" Martínez clavó un gol de otro partido con un zurdazo fenomenal, a los 39 de esa etapa.

En el complemento, el ingresado Gabriel Carabajal le dio la victoria al "Tomba" con un tiro desde afuera del área, a los 38 del segundo tiempo.

River fue superado en la primera etapa, en la segunda se acomodó y dejó una mejor imagen, aunque eso no le bastó para sumar un nuevo resultado negativo tras la caída ante Belgrano.

El "Millonario" no jugó el primer tiempo, más bien lo padeció, por errores propios y por virtudes del rival.

El equipo de Marcelo Gallardo contó con Domingo como único mediocampista central, pero tres medios ofensivos como "Pity", Pisculichi y Bertolo, además de los dos delanteros.

No obstante, nunca pudo tener el balón a pesar de contar con futbolistas apto para ello.

Encima, la apuesta de Sebastián Méndez, entrenador de Godoy Cruz, le dio resultado ya que abandonó el 4-3-3 que venía empleando para apostar un 4-4-2.

A partir de ese hombre de más en la mitad de cancha, comenzó ´a ganar el duelo, basándose en una muy buena labor de su doble cinco, Fernández y Godoy, que presionaron para forzar errores y luego pasaron rápido el balón a sus delanteros.

Con espacios porque el retroceso defensivo no se hacía bien, los puntas Santiago García y Jaime Ayoví fueron una pesadilla porque se movieron por todo el frente de ataque y enloquecieron a Jonatan Maidana y Leonardo Ponzio, que no estuvo cómodo de marcador central.

Además del gol del paraguayo Diego Viera, Godoy Cruz tuvo dos chances claras para lastimar, pero Barovero le tapó un mano a mano a Ayoví y García definió apenas desviado después de una jugada de lateral, algo que marcaba las desatenciones del conjunto de Gallardo.

Cuando parecía que la expulsión de Pisculichi era un contratiempo, River puso amor propio para conseguir el empate y lo logró después de una jugada de Camilo Mayada, el jugador más parejo de la primera parte en el local.

El uruguayo desbordó por derecha, tiró un centro pasado y, desde afuera del área, "Pity" Martínez amagó a pasársela a Casco cuando éste le picaba, pero remató al arco y la clavó de un ángulo.

Antes, el propio Mayada había desbordado y servido una pelota para que Iván Alonso metiera un cabezazo que fue tapado por Rodrigo Rey.

En el complemento, Gallardo notó que estaba perdiendo el duelo en la mitad de la cancha y sacó a Bertolo (¿dónde habrá quedado el futbolista que desequilibraba en Banfield?) para colocar a Joaquín Arzura, que le aportó más equilibrio.

Lejos de cualquier tipo de lógica, River fue más con un hombre menos con buenas apariciones de González Martínez e Iván Alonso.

Con el ingreso de D Alessandro por "Pity" River perdió algo de explosión, pero ganó a la hora de generar juego.

Así las cosas, el juego quedó bien claro: el local iba decididamente al ataque en busca del triunfo a pesar del hombre menos y la visita apostaba a algún contragolpe aislado.

El "Millonario" tuvo dos situaciones claras, una de ellas una palomita de Arzura que dio en el travesaño.

Con River más compacto, sus centrales estuvieron más seguros, sobre todo Ponzio, que tuvo un decisivo cierre cuando García estaba por empujar la pelota tras haber eludido a Barovero.

Cuando parecía que la igualdad era un hecho, un zapatazo de otro partido del ingresado Carabajal silenció al Monumental y generó la segunda derrota seguida del conjunto de Gallardo.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...