Un hombre de 66 años mató a su hija, a sus dos nietos y se suicidó en una vivienda de la localidad bonaerense de Villa Ballester tras dejar una carta en la que dijo que cometió los crímenes para "liberarlos".
Los cadáveres fueron hallados el sábado pasadas las 22, en una casa ubicada en el partido de San Martín.
Los vecinos alertaron al número de emergencias 911 debido a que de ese inmueble salía un olor nauseabundo. Personal de la comisaría 2º de Villa Ballester arribó al lugar y llamó a Bomberos de San Martín para derribar la puerta de entrada porque nadie respondía a los llamados.
Al ingresar a la vivienda, los efectivos encontraron ahorcado a un hombre, identificado como Andrés Fidel Mazzei. Además, una mujer, llamada Florencia (33), estaba muerta arriba de una mesa y sus dos hijos de 8 años y 11 meses fallecidos en una habitación.
Los voceros dijeron que todos los cuerpos estaban en avanzado estado de descomposición y que, en principio, se determinó que tanto la mujer como los niños fueron asesinados a cuchillazos.
Los pesquisas aguardaban el resultado de la autopsia para determinar las causas de la muerte.
"La Policía contó que el hombre estaba ahorcado en la entrada, los cuerpitos de los nenes estaban en las camas y la chica por ahí tirada", contó Eduardo, vecino de la familia, quien llamó al 911.
Según el hombre, "la Policía Científica salió mal por el panorama" que encontraron y por los cuerpos "agusanados" de las personas fallecidas.
Los efectivos secuestraron algunos cuchillos que serán peritados para determinar si alguno fue utilizado en los homicidios.
El vecino relató que la Policía dijo que "estaba todo esclarecido" a raíz del hallazgo de una carta escrita por el abuelo de los niños.
En el mensaje que tenía fecha del martes último aseguraba que cometió el triple homicidio de su familia para "liberarlos de esta vida".
En un primer momento había trascendido que el hombre había acusado al padre de ambos de abusar sexualmente de los niños, pero luego los pesquisas negaron esa posibilidad.
Es que los investigadores determinaron que el padre del mayor de los chicos vive en la provincia de San Luis, dijeron las fuentes.
Además, también descartaron que el abuelo tenga antecedentes penales por algún delito sexual, agregaron los voceros.
En tanto, la hermana del hombre que vive en Villa Bosch aseguró a los detectives que Mazzei no estaba bien psicológicamente.
La familia Mazzei residía en la localidad de José León Suárez y hacía una semana que alquilaba la casa en la que el pasado sábado aparecieron los cuatro cadáveres.
El hecho es investigado por el fiscal Daniel Cangelosi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial San Martín.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...