Como cada año, el miércoles posterior al Carnaval Grande, la Iglesia Católica celebra el miércoles de cenizas, solemnidad con la que se deja atrás el Carnaval para dar inicio a la cuaresma, tiempo de preparación para recibir la Pascua. Esta celebración consiste en la imposición de cenizas a los fieles, como símbolo de renacimiento para dejar el viejo ser y transformarse en nuevas criaturas.

Tradicionalmente el miércoles de cenizas marca el inicio de la cuaresma, por lo que es un día de ayuno y abstinencia, un día importante de oración, de ofrenda y sacrificio mediante el ayuno, para poder comenzar cuarenta días de espiritualidad y preparación para la Pascua de Jesús.

En la Catedral y San Pedro y San Pablo habrán misas a las 8 y 20. En San Francisco serán a las 7.30, 9, 10, 11, 18.30, 20 y 21.

El ritual contempla la bendición e imposición de cenizas las cuales se preparan el día previo a la celebración. Estas cenizas se extraen de la quema de los ramos que fueron bendecidos durante el último Domingo de Ramos, por lo que las distintas parroquias piden con anticipación a la comunidad acercar sus ramos. En la iglesia Catedral, se ubicaron canastas dentro del templo a fin de recoger los ramos.

El miércoles de cenizas es una solemnidad que se celebra en todas las parroquias y capillas de la Diócesis con diferentes horarios de misa ya que es mucha la gente que se acerca a participar ese día.

Por tal motivo la Catedral ofrecerá misas en sus horarios habituales, a las 8 y a las 20, al igual que en San Pedro y San Pablo donde las celebraciones serán en el mismo horario, en tanto que en la Basílica San Francisco habrá misas a las 7.30, 9, 10, 11, 18.30, 20 y 21.

“Nacer de nuevo”

El párroco de la Catedral, Manuel Alfaro, destacó el significado de la imposición de las cenizas remarcando que “es una tradición que viene del Antiguo Testamento, sobre todo en los libros que hablan sobre la penitencia, en los que decía que cuando pedían perdón a Dios se vestían de saco y se imponían las cenizas; en la antigüedad vestirse de saco era colocarse una tela de silicio, áspera que rozaba la carne para hacer sacrificio y la ceniza siempre ha significado una creación nueva”.

Señaló que cuando se impone las cenizas a las personas el sacerdote dice “Conviértete y cree en el Evangelio”, palabra que hace referencia al Génesis cuando Dios dice “eres de polvo y al polvo volverás”. “Para nosotros Cristo nos hace nacer de nuevo por eso él nos da la posibilidad de ser nuevas criaturas partiendo de la oración para comenzar a vivir un proceso de 40 días y celebrar la Pascua de Resurrección de Cristo Jesús”.


¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...