El Gobierno y los fondos "buitre" NML Capital y Aurelius, los más duros contra la Argentina, alcanzaron un acuerdo para saldar la deuda en default con el pago en efectivo de unos 4.653 millones de dólares, anunció ayer el mediador judicial Daniel Pollack, quien advirtió que el desembolso deberá efectuarse antes del mediodía del 14 de abril.
Así, la Argentina comienza oficialmente a transitar la recta final hacia la resolución de un conflicto que lleva más de 15 años y que impide el acceso al mercado de capitales, según lo admitió el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.
A su vez, el Gobierno informó que este miércoles enviará al Congreso los proyectos para derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, que representan dos obstáculos para el cierre de las negociaciones.
La ley Cerrojo impide al Gobierno formular una mejor oferta que la realizada a los bonistas que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010, mientras que la de Pago Soberano habilita la cancelación de deuda en el país: el juez neoyorquino Thomas Griesa puso como condición para cerrar el litigio que ambas fueran derogadas.
El Gobierno enviará este miércoles al Congreso los proyectos para derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano.
De este modo, derogadas estas leyes, emitidos los bonos para el pago en efectivo a los fondos buitre, Griesa estará en condiciones de levantar el embargo que pesa sobre la Argentina y habilitar los pagos de deuda reestructurada que se encuentran bloqueados desde el año pasado.
En un comunicado, Pollack precisó que la Argentina llegó a un entendimiento con el fondo NML Capital del multimillonario Paul Singer y otros acreedores para pagarles 4.653 millones de dólares.
"Las partes firmaron anoche un principio de acuerdo tras tres meses de intensas negociaciones contrarreloj bajo mi supervisión", indicó el mediador designado por Griesa.
Posteriormente, en una conferencia de prensa en los tribunales de Nueva York, precisó el mediador que "es la esperanza de la República Argentina resolver todos los reclamos en algún momento", dado que hasta ahora se acordó con el 85% de los holdouts.
"El acuerdo se termina si el pago no se hace el 14 de abril a las 12:00 horas", alertó el mediador y precisó que los costos legales del denominado "juicio del siglo" alcanza a los 235 millones de dólares.
También señaló que este acuerdo "nos va a dar una nueva base" de negociación para el 15% de los bonistas que se quedaron afuera por no aceptar la propuesta presentada el 5 de febrero.
"No hubo un día durante el fin de semana en que pude retirarme antes de medianoche o no empezar a trabajar muy temprano en la mañana", se lamentó Pollack al hablar sobre las últimas jornadas de las intensas negociaciones.
El Special Master precisó que el acuerdo por los bonos soberanos (que no fueron reestructurados en 2015 ni 2010) contempla a los fondos NML Capital, Aurelius, Davidson Kempner and Bracebridge Capital.
"Es un paso gigante para este litigio de larga data, pero no el paso final", agregó el mediador, indicando que ahora el Congreso argentino debe derogar las leyes de Pago Soberano y Cerrojo que impedían un acuerdo de este tipo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...