¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
25 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Media sanción a la Ley de Pago Soberano

Miércoles, 16 de marzo de 2016 01:30
CONGRESO / DIPUTADOS DEBATIERON EL PROYECTO DE LEY DEL GOBIERNO PARA PONER FIN A LA DEUDA EN DEFAULT CON LOS HOLDOUTS. 
La Cámara de Diputados avanzaba al cierre de esta edición en el tratamiento del proyecto que deroga las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, y habilita el pago de la deuda a los fondos buitre para tratar de cerrar el capítulo del default.
El oficialismo confiaba en que esa iniciativa sea aprobada con el acompañamiento de bloques opositores.
En una jornada que arrancó al mediodía y se extendió hasta la madrugada de hoy, los diputados de la alianza Cambiemos, que integran la UCR, el PRO y la Coalición Cívica-
ARI, aceptaron al menos cinco modificaciones al proyecto que envió el gobierno de Mauricio Macri, solicitadas por las bancadas del peronismo dialoguista, que lideran Diego Bossio y Sergio Massa.
La iniciativa oficial también iba a contar con el apoyo de los cinco diputados de Unión por Córdoba más la bonaerense Claudia Rucci; los seis del Frente Cívico por Santiago y los cuatro socialistas más la líder del GEN, Margarita Stolbizer.
A ellos se les agregan los tres sanluiseños de Compromiso Federal, dos dasnevistas, dos del Movimiento Popular Neuquino (MPN) y tres del bloque Social Cristiano, que lidera el exmassista Darío Giustozzi, entre otros monobloques.
En cambio, los 81 diputados del Frente para la Victoria-PJ, los cuatro trotskistas, los tres de Libres del Sur y el porteño Carlos Heller, entre otros, habían anticipado su voto negativo.
Al inicio de la sesión, la Cámara rechazó por 164 votos negativos, contra 84 afirmativos y 3 abstenciones una propuesta del presidente del bloque del FPV-PJ, Héctor Recalde, de suspender la sesión para realizar una consulta popular sobre la negociación con los fondos buitre.
Ese resultado era tomado por el oficialismo como un indicador de la votación sobre el proyecto de ley de Normalización de la Deuda Pública y Acceso al Crédito Público, lo que estaba previsto que se realizara a altas horas de la madrugada.
Durante el debate, y en sintonía con el presidente Mauricio Macri, el diputado Luciano Laspina (Unión PRO) planteó que si no avanza la estrategia oficial para saldar la deuda en cesación de pagos el gobierno debería aplicar un "ajuste".
"No votar esta ley nos pondría ante una alternativa de hierro que los argentinos queremos evitar. No queremos el ajuste fiscal ni el ajuste. Queremos el crecimiento", planteó.
Laspina destacó "la quita del 38%" sobre el pasivo total, correspondiente al 7% de los bonistas de la deuda en default, que son los que no aceptaron los canjes de 2005 y 2010.
"Esto supondrá un ahorro de más de 10 mil millones de dólares para los argentinos en el futuro", subrayó.
Modificaciones para el consenso
Entre los referentes de la oposición dialoguista, el diputado Marco Lavagna, del bloque federal Unidos por una Nueva Argentina (UNA), que lidera Sergio Massa, afirmó que si no se avanza en saldar esta deuda los riesgos son "mayores".
"Si no hacemos nada tenemos riesgos legales mayores a los que si hacemos algo", aseveró Lavagna, quien durante la sesión participó de extensas reuniones para ajustar el texto del proyecto, en las que estuvieron también presentes Laspina, Bossio y el jefe de la bancada macrista, Nicolás Massot, entre otros.
Es que las bancadas que lideran Massa y Bossio lograron que el oficialismo acepte la introducción de cinco modificaciones al proyecto, a cambio de su apoyo para aprobar la Ley.
De esos encuentros para corregir la iniciativa e introducirle las modificaciones participaron junto a los diputados el secretario de Finanzas, Luis Caputo; el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, según pudo saber NA de fuentes parlamentarias.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
La Cámara de Diputados avanzaba al cierre de esta edición en el tratamiento del proyecto que deroga las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, y habilita el pago de la deuda a los fondos buitre para tratar de cerrar el capítulo del default.
El oficialismo confiaba en que esa iniciativa sea aprobada con el acompañamiento de bloques opositores.
En una jornada que arrancó al mediodía y se extendió hasta la madrugada de hoy, los diputados de la alianza Cambiemos, que integran la UCR, el PRO y la Coalición Cívica-
ARI, aceptaron al menos cinco modificaciones al proyecto que envió el gobierno de Mauricio Macri, solicitadas por las bancadas del peronismo dialoguista, que lideran Diego Bossio y Sergio Massa.
La iniciativa oficial también iba a contar con el apoyo de los cinco diputados de Unión por Córdoba más la bonaerense Claudia Rucci; los seis del Frente Cívico por Santiago y los cuatro socialistas más la líder del GEN, Margarita Stolbizer.
A ellos se les agregan los tres sanluiseños de Compromiso Federal, dos dasnevistas, dos del Movimiento Popular Neuquino (MPN) y tres del bloque Social Cristiano, que lidera el exmassista Darío Giustozzi, entre otros monobloques.
En cambio, los 81 diputados del Frente para la Victoria-PJ, los cuatro trotskistas, los tres de Libres del Sur y el porteño Carlos Heller, entre otros, habían anticipado su voto negativo.
Al inicio de la sesión, la Cámara rechazó por 164 votos negativos, contra 84 afirmativos y 3 abstenciones una propuesta del presidente del bloque del FPV-PJ, Héctor Recalde, de suspender la sesión para realizar una consulta popular sobre la negociación con los fondos buitre.
Ese resultado era tomado por el oficialismo como un indicador de la votación sobre el proyecto de ley de Normalización de la Deuda Pública y Acceso al Crédito Público, lo que estaba previsto que se realizara a altas horas de la madrugada.
Durante el debate, y en sintonía con el presidente Mauricio Macri, el diputado Luciano Laspina (Unión PRO) planteó que si no avanza la estrategia oficial para saldar la deuda en cesación de pagos el gobierno debería aplicar un "ajuste".
"No votar esta ley nos pondría ante una alternativa de hierro que los argentinos queremos evitar. No queremos el ajuste fiscal ni el ajuste. Queremos el crecimiento", planteó.
Laspina destacó "la quita del 38%" sobre el pasivo total, correspondiente al 7% de los bonistas de la deuda en default, que son los que no aceptaron los canjes de 2005 y 2010.
"Esto supondrá un ahorro de más de 10 mil millones de dólares para los argentinos en el futuro", subrayó.
Modificaciones para el consenso
Entre los referentes de la oposición dialoguista, el diputado Marco Lavagna, del bloque federal Unidos por una Nueva Argentina (UNA), que lidera Sergio Massa, afirmó que si no se avanza en saldar esta deuda los riesgos son "mayores".
"Si no hacemos nada tenemos riesgos legales mayores a los que si hacemos algo", aseveró Lavagna, quien durante la sesión participó de extensas reuniones para ajustar el texto del proyecto, en las que estuvieron también presentes Laspina, Bossio y el jefe de la bancada macrista, Nicolás Massot, entre otros.
Es que las bancadas que lideran Massa y Bossio lograron que el oficialismo acepte la introducción de cinco modificaciones al proyecto, a cambio de su apoyo para aprobar la Ley.
De esos encuentros para corregir la iniciativa e introducirle las modificaciones participaron junto a los diputados el secretario de Finanzas, Luis Caputo; el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, según pudo saber NA de fuentes parlamentarias.