Un megaoperativo de seguridad se pondrá en marcha para proteger al presidente Barack Obama en su visita al país.

Dentro de la comitiva presidencial están incluidos varias decenas de agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos, que se sumarán a los más de 300 uniformados que arribaron a Buenos Aires en los últimos días.

Incluidos en ese despliegue hay un Boeing C40C y 11 Boeing C-17 Globemaster III, así como también un helicóptero Marine One y seis de guerra Black Hawk (Halcones negros), estos últimos apostados en la Base Aérea de El Palomar. En el espacio aéreo argentino habrá más custodia: mientras la Casa Blanca asignó cuatro cazas F-16 para proteger a Obama, la Argentino sumó al operativo dos aviones Pucará y dos Pampa.

En tierra, dos limusinas, Cadillac One y Two TTS, serán los vehículos oficiales que trasladarán al jefe de la Casa Blanca en su visita a la Argentina, que estarán acompañados por varias camionetas en las que viajarán los escoltas del Servicio Secreto.

Ambos autos de lujo, cuentan con blindaje completo que resiste impactos de cualquier tipo de proyectil e incluso puede soportar ataques con explosivos, químicos y hasta nucleares.

Asimismo, poseen en su interior tanques de oxígeno y una reserva de sangre del grupo y factor de Barack Obama.

Durante su paso por Buenos Aires y Bariloche, el presidente de Estados Unidos estará custodiado y protegido por unos 1.200 efectivos de la Policía Federal, que estarán a pie, en patrulleros, motos y helicópteros.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...