El Programa Mundial de Alimentos (PAM) logró hoy lanzar comida desde aviones situados a considerable altitud a los 200 mil habitantes de la ciudad oriental siria de Deir Ezzor, que están bajo sitio del grupo yihadista Estado Islámico (EI) desde marzo de 2014.

Un total de 20 toneladas métricas de alimentos suficientes para alimentar a 2.500 personas durante un mes fueron lanzados en 26 paquetes a los que se les ató un paracaídas.

Los paquetes contenían especialmente leguminosas como judías, garbanzos y arroz, y otros alimentos con los que poder preparar comida caliente.

De los 26 bultos, 22 fueron recogidos en el suelo por personal de la Luna Roja Siria (Sarc).

El PAM sigue investigando qué ocurrió con los otros cuatro paquetes. Los 200 mil habitantes de la ciudad se encuentran en una situación desesperada tras dos años bajo sitio, es por ello que el PAM dijo que se alegraba de haber podido lograr entregar alimentos a los civiles por primera vez en 24 meses.

El Programa mundial de alimentos ha planeado nuevos lanzamientos esta misma semana no sólo con comida, sino también con otros productos de ayuda humanitaria.

Al mismo tiempo, la entidad de la ONU está organizando la distribución sobre el terreno de los paquetes lanzados por la mañana.

El avión fletado por el PAM salió de Ammán, capital de Jordania, y voló a considerable altitud para evitar ser atacado, desde donde lanzó los paquetes.

El pasado 24 de febrero el PAM hizo su primer intento pero ningún paquete llegó a su destino, dado que algunos cayeron en lugares en manos de los insurgentes.

De Mistura detalló que este envío "fue una iniciativa de la comunidad internacional".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...