Buenos Aires (NA) -- El ex ministro de Economía Axel Kicillof declaró por escrito ante el juez federal Claudio Bonadio ante quien defendió la venta de dólar a futuro llevada a delante durante la última etapa del kirchnerismo y en cambio sostuvo que se debe investigar a "los miembros del actual Gobienro" por la "megadevaluación" realizada.

Mientras Kicillof presentaba el escrito en el cuarto piso de los Tribunales, en paralelo la Sala II de la Cámara Federal rechazaba la recusación del caso, Claudio Bonadio, quedando así firme la indagatoria para mañana de la ex pressidenta Cristina Kirchner.

Kicillof ingresó acompañado por varios ex funcionarios y actuales diputados kirchneristas como ser Julio De Vido, Nilda Garré, Carlos Kunkel, Martín Sabbattella, Mariano y Héctor Recalde; y en la puerta de los Tribunales el ex ministro se estrechó en un abrazo con la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Boanfini.

Todo el arco político permaneció en el cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py donde Bonadio tiene su despacho y fuera del edificio lo aguardaban algunos militantes kirchneristas.

En el escrito, en un tono similar a como lo había dicho el ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli, también imputado en caso, el ex ministro defendió la política de venta de dólar a futuro y le apuntó al macrismo.

"Si lo que usted busca, señor juez, es encontrar a los responsables de las grandes pérdidas que produce una mega devaluación, no debería usted perseguir a los miembros del Gobierno del que formé parte, que justamente evitó varias mega devaluaciones exitosamente en numerosas oportunidades. Lo que debería hacer es apuntar a los miembros del actual gobierno", sostuvo Kicillof en el escrito que dejó ante Bonadio, ante quien se negó a contestar preguntas.

Kicillof dijo que en el caso "no se busca investigar un "negociado" ni un caso de corrupción" ya que en las 1.000 páginas del expediente, no hay ninguna denuncia sobre un eventual beneficio para algún funcionario, empresario u otra persona vinculada a la anterior gestión".

"Por caso, no se menciona ninguna sociedad off-shore en Bahamas o Panamá a nombre de ninguno de los supuestamente involucrados", aclaró.

"¿De qué delito se nos acusa ahora entonces? A ciencia cierta, aún no lo sé. En las 1.000 páginas no hay ninguna explicación al respecto, después de descartar toda posibilidad de la existencia de un acto de corrupción, parece que se comenzara una 'aventura de pesca', con el objetivo de intentar acusar a alguien de algún delito", criticó el ex ministro.

En ese sentido tildó de "absurda" la acusación y también criticó al juez por tomarle declaración como testigos a varios economistas de Cambiemos, en clara referencia a una intencionalidad política.

"En la causa comprobó usted además, que el Banco Central de la República Argentina interviene en el mercado de dólar futuro como lo hace la mayoría de los bancos centrales del mundo. Es una operatoria normal y parte habitual de la política cambiaria", señaló Kicillof.

La acusación en la denuncia es que el dólar se vendía a un precio en el mercado de futuros a 10,65 pesos cuando se podía hacerlo a 14 o 15 pesos, tal cual indicaron en la presentación de los diputados Federico Pinedo (PRO) y Mario Negri (UCR).

También el ex ministro cuestionó la acusación justamente por el precio en que se hicieron esos contratos: "Todos estos son "activos" de distinta naturaleza con precios naturalmente distintos entre sí, pero es imposible afirmar que la venta de contratos atados al valor del dólar futuro a un precio distinto de alguno de aquellos configura un delito".

"Lo único que puede probarse es que entre los economistas suele existir una llamativa divergencia en las apreciaciones sobre la política económica, incluso cuando estos economistas son miembros de un mismo proyecto político, como es el caso de Cambiemos", agregó.

En el escrito, apuntó constantemente al macrismo: "Como queda claro luego del cambio de gobierno el 10 de diciembre de 2015, la mega-devaluación implementada y la ausencia de intervención en el mercado de futuros ha resultado en el incumplimiento por parte del Banco Central de todas y cada una de sus funciones. Con la mega-devaluación llevada adelante por la actual conducción del Banco Central, se ha perdido la estabilidad monetaria; la estabilidad financiera se ha visto profundamente deteriorada".

"El mandato del gobierno del que orgullosamente formé parte terminaba el 10 de diciembre y nuestra política, tal como consta en la Ley de Presupuesto, era mantener la estabilidad cambiaria", concluyó.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...