¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
18 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Apoyo multitudinario

Jueves, 14 de abril de 2016 01:30

Un amplio abanico de organizaciones sociales, gremiales y políticas conformó ayer la importante manifestación de apoyo a la expresidente Cristina Fernández de Kirchner, quien se presentó en los tribunales de Comodoro Py en el marco de la causa judicial que se sigue por la venta de dólares a futuro.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Un amplio abanico de organizaciones sociales, gremiales y políticas conformó ayer la importante manifestación de apoyo a la expresidente Cristina Fernández de Kirchner, quien se presentó en los tribunales de Comodoro Py en el marco de la causa judicial que se sigue por la venta de dólares a futuro.

Desde el martes por la anoche, y bajo una persistente lluvia, columnas de manifestantes fundamentalmente pertenecientes al kirchnerismo, se apostaron en pequeños campamentos sobre las veredas e inmediaciones de los tribunales. Desde las 6 los manifestantes se organizaron en tres columnas: en Constitución para los que llegaban desde el sur del conurbano bonaerense, en Plaza Once y Congreso los de la zona oeste y en la estación ferroviaria de Retiro los militantes que llegaron desde el norte y otros puntos del país a la Capital Federal.

Según informaron voceros policiales, en el acto hubo "algo más de 12 mil personas", mientras que desde la organización destacaron la presencia de "más de 150 mil" en Retiro.

La manifestación de apoyo a la líder kirchnerista ocupó unas seis cuadras de extensión, mientras que algunas columnas de militantes no llegaron al acto y tuvieron que conformarse y esperar a pocos metros de la avenida Madero, en el bajo porteño. También hubo quienes decidieron subir a algunos monumentos y camiones de gran porte, estacionados en la zona, para poder ver mejor.

Además, la movilización kirchnerista contó con el clásico merchandising partidario.