Las naftas y el gasoil aumentaron ayer un 6 por ciento, luego de haberse incrementado el precio también en marzo y diciembre.

En el caso de YPF, la empresa bajo conducción del Estado, el litro de nafta súper ahora tiene el valor de $17.22, y el gasoil $ 15,37.

En tanto, los tipos de nafta de mayor calidad rondan los $18. Lo mismo ocurre con el gasoil: su versión más costosa, ahora ronda los $17 y $18 según la expendedora.

Si se tienen en cuenta los tres aumentos efectuados hasta el momento, los combustibles aumentaron cerca de un 20% en menos de seis meses.

Una de las referentes de las estaciones expendedoras de nuestra provincia, Silvia Ficoseco, explicó que el consumo se redujo paulatinamente a medida de que aumentan los precios. Se sigue cargando combustible de manera regular, aunque los conductores redujeron la cantidad de litros para el consumo.

Explicó Ficoseco que este nuevo aumento perjudica a los expendedores, porque al bajar la venta de los combustibles tienen muchas menos ganancias. “Para nosotros hubiese sido mejor que se mantenga el precio, porque si vendo menos gano menos”, dijo la referente.

Ficoseco además agregó que este último aumento no debería haberse trasladado al interior del país.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...