Trabajadores bancarios cumplieron ayer con alto acatamiento el primero de los dos días de paro, que provocó desabastecimiento en algunos cajeros automáticos y la paralización de servicios en las cajas, en medio de negociaciones que realizó el Ministerio de Trabajo para impedir el conflicto.

Clientes de distintos bancos públicos y privados reportaban que ya había cajeros electrónicos sin billetes en la Ciudad de Buenos Aires, en el marco del paro nacional bancario.

Cientos de miles de usuarios de cajeros fueron entre la tarde del miércoles y la mañana de este jueves a sacar dinero con sus tarjetas de débito para cubrir sus gastos hasta el lunes, lo que generó sequía en muchas máquinas expendedoras de billetes.

Las operaciones de home banking funcionaron en la mayoría de los bancos y pudieron realizarse transferencias bancarias y pagar servicios online durante el paro.

En cambio, podría faltar plata en los cajeros, aunque el Banco Central y las entidades financieras pusieron en marcha un plan de contingencia para abastecerlos de efectivo.

En cambio, el paro impidió depositar y cobrar cheques y otras tramitaciones que se realizan en las cajas.

La alternativa para conseguir dinero son los grandes comercios y las cadenas de supermercados y algunas tiendas como Farmacity permiten sacar hasta 3.000 pesos en efectivo al hacer alguna compra con tarjeta de débito. El Banco Central y las entidades financieras pusieron en marcha un plan de contingencia para abastecerlos de efectivo para el fin de semana. Trabajo informó extraoficialmente que se realizan gestiones “para resolver el conflicto”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...