La tarea pastoral del papa Francisco en temas de vital importancia internacional, llevaron a que su Pontificado se destacara de un modo sorprendente para el mundo y a que lo postularan para el Premio Nobel de la Paz de 2015.
Pero su histórico viaje a Belén, su visita a Israel y el rezo ante el Muro de los Lamentos, su llamado en Jerusalén al diálogo entre cristianos, judíos y musulmanes y su condena al Holocausto lo pusieron aún más en el centro positivo de la escena.
Al respecto, el presidente palestino, Mahmud Abbas, declaró: "El pueblo palestino y yo personalmente tenemos un gran respeto por el papa Francisco, por sus justas y valientes posiciones y por sus esfuerzos en favor de los oprimidos, de los que somos parte".
Recordó que se encontraron en los últimos tres años en cuatro ocasiones, incluyendo la oportunidad en que los convocó al Vaticano, junto a los israelíes, para orar por la paz. "Esta invitación me causó un gran impacto", confesó.
El segundo encuentro fue en ocasión de la canonización de dos monjas palestinas, Mariam Baouardy y María Ghattas, que "nos llenó de gran satisfacción y honor a todo el pueblo palestino". Y anteriormente, en mayo de 2014, durante la citada visita del Papa a la ciudad palestina de Belén.
"Fue una visita histórica -recordó Abbas- donde presenció nuestras difíciles condiciones de vida como palestinos, cristianos y musulmanes". "Jamás olvidaremos, cuando se detuvo a orar en el Muro que separa a Belén y Jerusalén, en una prueba de que ese muro no debe estar".
Y no dudó en afirmar que esa visita -a su vez- "reforzó el diálogo entre nosotros y allanó el camino para la firma el año pasado del importante y global acuerdo bilateral entre el Estado de Palestina y la Santa Sede".
A través de ese convenio, que entró en vigencia el 2 de enero, la Santa Sede reconoció al Estado de Palestina y confirmó el derecho del pueblo palestino a la libre determinación.
Asimismo, el Convenio incluye el apoyo a la paz sobre la base de la solución de dos estados y la independencia del Estado de Palestina sobre las fronteras de 1967.
"Además -precisó el mandatario- plasmó los valores compartidos entre las partes, que contemplan garantizar el respeto a la libertad, la dignidad, la tolerancia, la convivencia y la igualdad para todos".
Y dejó un mensaje final: "Confiamos en que el Papa va a seguir con sus esfuerzos valiosos en favor del derecho, la justicia y la paz en todo el mundo y en particular en Palestina, tierra de la paz y cuna de Cristo".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...