La búsqueda de personas que faltan a sus hogares es una ardua y silenciosa tarea que los efectivos llevan a cabo a diario. Las denuncias para establecer el paradero de personas tanto mayores como menores de edad en las seccionales de cada barrio o localidad de nuestra provincia tienen un promedio alto, sobre todo en los barrios periféricos.
Ante la alarmante preocupación que existe en la sociedad sobre la desaparición sobre todo de menores, Desde la División de Trata de Personas y Leyes Especiales dependiente de la Dirección General de Investigaciones informaron a El Tribuno de Jujuy sobre las estadísticas de esta problemática social, de la que nuestra provincia no está exenta.
Durante el año pasado se recepcionó un total de 405 denuncias para establecer el paradero de personas. De ellas 223 son menores y 182 mayores, de las cuales hasta la fecha 9 personas no fueron devueltas a sus domicilios, un menor y cuatro mayores de edad.
De todas las denuncias recibidas, un altísimo porcentaje de las ausencias tiene que ver con mujeres menores de edad y se configuraron en el contexto familiar por la que atraviesan. Según datos policiales las jóvenes atravesaron ciertas situaciones de stress o maltrato y no estuvieron contenidas adecuadamente por sus progenitores y decidieron irse de sus hogares.
Durante los meses de enero, febrero y marzo hubo 44 denuncias de personas mayores que faltaban a su hogar y 51 denuncias de menores que son intensamente buscados. Esto representa casi un 24 por ciento de denuncias realizadas durante el año que ha pasado en apenas tres meses.
Si bien los datos del mes de marzo de personas que fueron establecidas no salieron a la luz, se supo que durante los meses anteriores de las 58 denuncias, 39 personas fueron devueltas a su hogar, mientras que 4 mayores y 5 menores seguían siendo buscados.
La media anual de denuncias durante el 2015 es de 33.75 por mes, es decir que durante el año que ha pasado se denunció a casi 34 personas para establecer su paradero. Otro dato no menor en los meses de mayo y octubre se registró mayor cantidad de denuncias, 45 en mayo y 43 en octubre.
En los primeros meses del año la media bajó considerablemente cinco puntos, pero en el mes de marzo se registró el punto más alto del 2015 y en lo que va del 2016, con 47 denuncias.
Tres casos que se siguen de cerca
Entre los casos que han tomado repercusión mediática de personas que faltan a su hogar, se puede detallar el de Viviana Rueda (29), que falta desde el 2 de enero. La joven palpaleña había salido de su casa a un centro de salud y desde entonces no se sabe nada de la joven madre.
Cintia Tolaba, de la localidad de Santa Clara, tiene 15 años y falta a su hogar desde la noche del 3 de enero último. Salió de su casa en horas de la noche y no avisó a dónde iba.
Sara del Valle Acosta, de 14 años, joven salteña que desapareció en la ciudad de Humahuaca el 25 de febrero; su prima de apenas 7 años vio que un sujeto se la llevaba. Los familiares apuntan a su exnovio, un sujeto mayor de edad que también desapareció de su domicilio de la ciudad salteña de Güemes.
Estas tres mujeres son intensamente buscadas por los efectivos de la División de Trata de Personas dependiente de la Dirección General de Investigaciones, con se de en la calle Alvear del centro de nuestra ciudad.
Si bien cada caso es distinto a otro, el punto de partida de cada investigación se centra en el entorno de cada persona que está ausente. Las redes sociales y los teléfonos resultan de mucha utilidad para establecer los paraderos de las personas que son buscadas por los efectivos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...