La interna del peronismo levantó temperatura a partir del anuncio de la primera fórmula que, de no mediar un acuerdo de unidad, podría competir en las elecciones internas del PJ el próximo 8 de mayo.
El binomio encabezado por el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, y el exsecretario de Comercio Guillermo Moreno sorprendió a propios y extraños, ya que nadie imaginaba que el mandatario provincial iba a abrirse de la promocionada candidatura de José Luis Gioja, y que el exfuncionario kirchnerista iba a ir en un carril separado al del cristinismo, que sigue sopesando una eventual postulación del intendente de Resistencia, Jorge Capitanich.
Aunque en su entorno lo desmienten categóricamente, también sonó con fuerza el nombre de Daniel Scioli para conducir el PJ, pero el viernes trascendió que Gioja le había ofrecido al exgobernador bonaerense que sea su compañero de fórmula, en un intento por abarcar una mayor cantidad de sectores en su postulación.
Así las cosas, la interna del PJ permanece bajo un cono de sombra, a la espera de que en las horas previas al plazo máximo para la inscripción de listas se apuren las negociaciones para que, finalmente, se develen los nombres de los candidatos que quedarán en carrera.
Si bien la mayoría de los grupos brega por la unidad, ninguno quiere resignar posiciones, por lo que las negociaciones para entronar a un solo candidato parecieran haber quedado algo empantanadas.
Detrás de la candidatura de Capitanich aparecen La Cámpora, la Corriente Nacional de la Militancia de Agustín Rossi e intendentes como Patricio Mussi de Berazategui y Jorge Ferraresi de Avellaneda.
Una fuente de La Cámpora explicó a la prensa que la lista encabezada por Insfrán-Moreno "no fue consultada con ellos", y remarcó que no es esa la "fórmula K", tal como trascendió en algunos medios periodísticos.
Gioja, por su parte, es respaldado por el peronismo más tradicional que cuenta entre sus filas al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y al de Ituzaingó, Alberto Descalzo.
En el medio, entre el kirchnerismo duro y el justicialismo tradicional aparece un tercer sector encabezado por Scioli, con el apoyo del Movimiento Evita, del presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza y de varios intendentes de la primera sección que no postulan a un candidato propio sino que intentan terciar entre los dos extremos para abonar a una propuesta unificada.
El cuarto actor que apareció en la disputa de manera imprevista es Insfrán, aunque es de esperar que la fórmula que lanzó junto a Moreno sea para negociar en mejores condiciones una lista de unidad con otros sectores.
Velar por el voto popular
El excandidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, afirmó que el PJ debe definir sus autoridades el próximo 8 de mayo “en función del voto popular de la última elección”, al señalar que el espacio debe ser opositor del gobierno de Mauricio Macri, aunque eludió responder si será postulante a la conducción partidaria.
“Lo importante es que el peronismo se defina claramente en función del voto popular de la última elección, donde a mí me ha tocado encabezar una coalición”, afirmó el exgobernador bonaerense, en una entrevista.
Scioli señaló que “más allá de quiénes sean las autoridades” del PJ elegidas el mes próximo, hay dirigentes del peronismo “que han ido corriendo a decir que el gobierno de Macri estaba en el camino correcto”, perfil del que, a su criterio, el PJ debe prescindir.
“Tenemos que defender a la gente, una oposición constructiva con propuestas superadoras”, sentenció Scioli y agregó que “ojalá se pueda evitar una intervención y armar una lista de unidad”.
“Hay que recrear una amplia coalición de industria nacional, para ir organizándonos de cara a la elección legislativa del año próximo y a la presidencial”, planteó el exmotonauta.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...