Una verdadera muestra de carácter. Zapla recuperó la memoria en Salta y gracias al aporte goleador de Walter Cuevas, anotó un "doblete", le bajó los "humos" a Juventud Antoniana a quién venció 2 a 1 y de esa forma tomó aire en la tabla general y cortó la racha de 5 partidos sin victorias.
En forma inteligente los jujeños lo esperaron al "santo" en el "Padre Martearena". La visita logró superar primero el asedio del rival. El "Ratón" Ibáñez, en la primera intentó levantar el remate al gol, pero, el arquero Fanola, controló la pelota con el pecho. De allí en más, el conjunto visitante ajustó las marcas en el sector medio y se fue para adelante, ejerciendo cierto control en el juego con toques preciso en la mitad de la cancha. De vez en cuando, Juventud buscó llegar otra vez hasta Fanola, con un disparo de Ibáñez y con centros al área de Monje. En ciertas aproximaciones el "santo" busco imponer el juego contundente de presentaciones anteriores y por algunos lapsos el balón merodeó en cercanía de Fanola.
Así la más clara para Juventud se presentó cuando Gorostegui recibió un habilitación de Gómez, pero su remate salió apenas desviado.
Con un hombre de menos por la expulsión de Villanueva, Zapla armó otro circuito. Se paró más cerca de Fanola para defender el empate a rajatabla, pero se encontró con un error garrafal de Peirone, quien no se dio cuenta de la presencia de Vita, el defensor quiso entregar un pase a Lencina, que se dejó ganar por el delantero "merengue" y el golero no tuvo más remedio que cometer el penal. Falló Guzmán en la ejecución ante Lencina, pero remate le quedó a Cuevas que muy atentó definió al gol. Eso cayó como un balde con agua fría para Juventud y los jujeños buscaron por todos los medios defender la ventaja parcial, de tal forma que armaron el sistema defensivo como un paredón infranqueable delante de Fanola.
Y este sistema para el once "antoniano" fue muy difícil sortearlo porque no había resquicio por donde llegar hasta la valla adversaria y se repetía el transito de pelota de un costado a otro, nada más. Pero tampoco los jugadores de Zapla renunciaron a atacar y como vieron que cada vez la impaciencia local mostraba más descontrol, aprovecharon otro descuido de la última línea y otra vez Cuevas, no perdonó para anotar el segundo.
Si bien Balvorín logró el descuento en el minuto 50, ya no hubo más tiempo, sino más bien llegó el momento del lamento y gran fastidio entre los hinchas salteños. Los palpaleños ahora deberán aprovechar el descanso para jugar el miércoles 13 ante San Lorenzo en Catamarca. (Gentileza El Tribuno de Salta)

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...