El estudio panameño Mossack Fonseca, señalado por la investigación Panamá Papers como creador de 214.488 entidades offshore en paraísos fiscales, contrató a los abogados de FTI Consulting, una empresa asesora del gobierno de Estados Unidos, para buscar a los hackers que filtraron más de 11 milllones de documentos a los medios.
El despacho panameño contrató a la estadounidense FTI Consulting, especialistas en investigación y asesores en los escándalos de Bernard Madoff y de la banca de inversión Lehman Brothers, para buscar a quienes se colaron en sus servidores y filtraron toda la información secreta de sus clientes, según publicó hoy el portal digital El Confidencial, medio que fue parte de la gran investigación global.
FTI Consulting, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, tiene una gran experiencia en analizar potenciales casos de corrupción.
Francia anunció que volverá a incluir a Panamá en una lista gris de países no cooperadores en materia de información fiscal.
La firma trabajó codo a codo con las autoridades estadounidenses en el fraude piramidal de Bernad Madoff, por el que llegó a cobrar 84 millones de dólares, así como en las quiebras millonarias de Lehman Brothers y de General Motors.
También tuvieron a clientes clientes integrantes de la a la FIFA, que se puso en sus manos para descubrir el cobro de comisiones de varios presidentes de federaciones nacionales a cambio de otorgar sus votos a los candidatos a organizar los mundiales de fútbol.
Según informó el portal, FTI Consulting ya se encuentra coordinando sus equipos de Latinoamérica y España -son cerca de mil ejecutivos del área forense y judicial- para defender a los panameños.
Fundada en 1982, la agencia estadounidense está presente en 26 países del mundo. Entre ellos, el propio Panamá y dos paraísos fiscales, Islas Caimán e Islas Vírgenes Británicas y se define a sí misma como "una firma de asesoría global de negocios dedicada a ayudar a empresas a proteger e incrementar su valor en entornos legales, regulatorios y económicos cada vez más complejos".
Negociadores de paz con las Farc, también involucrados
Los jefes negociadores del gobierno de Colombia con las guerrillas Farc y ELN, Humberto de la Calle y Frank Pearl, fueron involucrados en el escándalo "Panama Papers", luego de que se divulgara que ambos crearon empresas offshore en el país centroamericano.
Tanto De la Calle como Pearl crearon empresas por intermedio del despacho panameño Mossack Fonseca (MF), según develó el portal Connectas, que participa en la investigación de los millones de documentos de ese bufete que destaparon el escándalo de paraísos fiscales.
Sin embargo, los dos funcionarios han aclarado que sus empresas estaban legalmente constituidas y habían sido reportadas ante las autoridades financieras de Colombia o, en otros casos, nunca habían tenido actividad.
De la Calle divulgó un comunicado ayer en el que informaba que había constituido legalmente "una sociedad familiar" en Panamá en el pasado "por razones de seguridad y confidencialidad", adelantándose a la publicación de la noticia.
De la Calle, un destacado abogado que ha sido vicepresidente, ministro, magistrado de la Corte Suprema, constituyente y embajador de Colombia, dijo apoyar el trabajo periodístico de informar sobre este tema, pero lamentó que "en el entorno que se ha creado", por la develación de millones de documentos del bufete de abogados panameño MF, se esté "poniendo en el mismo costal delincuentes con personas honradas como en mi caso.
Pearl también participa en los diálogos con las Farc y la semana pasada fue nombrado como jefe negociador en el proceso de paz con el Ejército de Liberación Nacional.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...