"Siguiendo la voluntad" del papa Francisco, el Vaticano destinó 150 mil dólares de fondos recolectados en el pabellón de la Santa Sede en la Expo de Milán 2015 al proyecto "Promover oportunidades de trabajo para iraquíes desplazados en Jordania".
La iniciativa fue realizada por Cáritas Jordania en el Centro de Santa María de la Paz de Amán y destinará 150 mil dólares donados libremente por los numerosos visitantes del pabellón de la Santa Sede en la Exposición de Milán, informó en un comunicado el Pontificio Consejo "Cor Unum".
El proyecto, evaluado en colaboración con el Pontificio Consejo de la Cultura, tiene "el objetivo de llevar a la práctica el deseo del Papa Francisco, que es utilizar lo recaudado en el pabellón de la Santa Sede de Roma en la exposición de Milán en favor de los más débiles que están sufriendo las consecuencias de la guerra en Siria e Irak, es decir, refugiados y migrantes con sus familias y sus hijos, que en gran parte se encuentran en Jordania, uno de los principales países de acogida".
De acuerdo al comunicado, son 130 mil los iraquíes presentes en ese país, casi el 1,3 por ciento de la población, mientras que los sirios son más de un millón, 300 mil, con cifras que aumentan si se consideran también a aquellos que no se han registrado todavía a través de las Naciones Unidas.
El director de Cáritas Jordania, Wael Suleiman, aseguró que no obstante el empeño de la Iglesia local y de las autoridades gubernamentales, es extremamente difícil encontrar trabajo para los refugiados: "muchos de ellos lo buscan para vivir más dignamente, frecuentemente sin tener contratos. Pero el mercado no ofrece muchas oportunidades".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...