Quedó en la calle y ahora vive, junto a sus tres hijos, en la caja de un camión que le cedió su padre, en la calle Santa Fe al 1900 de barrio Cuyaya. Sucede desde el domingo tras un conflicto con su expareja.
Natalia Rivero pide un lugar donde vivir y donde sus hijos puedan estar mejor, ellos tienen 2, 4 y 6 años, uno de los pequeños tiene asma y las condiciones en las que están viviendo en el camión refrigerante, no lo ayudarán a pasar un buen invierno. Además de la inseguridad de la calle y la conexión precaria de luz.
Su padre la recibió en Cuyaya, pero no cuentan con espacio porque son más de 15 personas que viven hacinadas en una vivienda. La joven limpió la caja del camión para poder guardar sus cosas.
Natalia pide un lugar para tener mejor a sus hijos. Tiene colchones y algunas cosas pero el espacio es precario. Por si fuera poco no puede cobrar la asignación familiar en Anses hace siete meses, ante averiguaciones argumentaron que ella al renunciar al trabajo en un sanatorio quedó suspendido el pago. Pero ella no renunció, presentó notas para que se normalice la situación y no obtuvo respuesta positiva.
Natalia retira la comida de un comedor en Cerro Las Rosas y luego almuerzan en la casa de su madrina y lleva a la niña al jardín y recién retornan a Cuyaya.
Ayer se presento personal de Protección Civil sacaron fotos y quedaron en volver.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...