Aquel 8 de diciembre de 2011 no fue un día más para Justina y Ceferino, habría de constituirse en el inicio de una pesadilla que aún perdura y que próximamente cumplirá cinco años y medio.
Ese día Iván Ariel Llampa, que en ese momento contaba con 17 años y era un alumno regular de la Escuela de Comercio Nº 1 "República Argentina" de la ciudad de La Quiaca, donde cursaba el 4º año y donde residía junto a sus padres y hermanos.
El día de su desaparición Ariel estuvo en la localidad boliviana de "Agua Chica", hasta donde había llegado peregrinando junto a sus compañeros de escuela y algunos amigos para participar de una festividad religiosa del lugar.
Todos los testimonios coinciden en señalar que Ariel fue visto hasta cerca del mediodía charlando con una compañera, de ahí en más todo es un profundo misterio.
Tal vez el lado más sobresaliente haya sido los dos mensajes que habría dejado en su cuenta de Facebook, destacándose el que decía "estoy esperando un día más en que me puedan encontrar..." escrito entre el 22 y 23 de ese mes.
Con posterioridad a la fecha de su desaparición, Ariel habría sido visto junto a los integrantes de unas bandas llamadas "Los Rancher Boys" y también con los integrantes de "Los Pipos" en el boliche "Chola Disco" que se encuentra en Villazón, Bolivia.
Todo es un gran interrogante y a la fecha ninguno puede responder, a la gran pregunta sobre qué pasó con Ariel Llampa.
Entre los trámites realizados por la Fiscalía a cargo de Domingo Batule se pueden mencionar los oficios librados a la Policía Federal, Interpol, Secretaría Electoral y Gendarmería Nacional.
Además de la recompensa ofrecida, el Gobierno jujeño mantiene las gestiones ante la Dirección Nacional de Migraciones y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, según el informe recibido por El Tribuno de Jujuy.
Por otra parte, las actuaciones judiciales en Bolivia fueron cerradas en diciembre pasado, aunque en Argentina el caso sigue abierto y se sustancia en la órbita de la Fiscalía Federal Nº 1 de Jujuy.
Cabe destacar que en su momento el fiscal federal de Jujuy, Domingo Batule, y su par del Estado Plurinacional de Bolivia, Javier Torrejón Tirao, celebraron un acuerdo con el fin de coordinar acciones para averiguar qué sucedió con el joven Ariel Iván Llampa.
Mientras tanto la familia profundiza los reclamos en contra del gobierno anterior por considerar nula la participación de la cancillería.
A esta queja se le suma a la que tienen en contra de la justicia boliviana que a su entender jamás hicieron nada.
También habrían enviado una nota al presidente Mauricio Macri para que por su intermedio se reabra la causa en el Estado Plurinacional de Bolivia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...