El Gobierno desistirá de impulsar que las primarias abiertas y simultáneas pasen a ser optativas en el proyecto integral de reforma electoral que se enviará al Congreso "entre la semana que viene y la próxima".
Según anticiparon altas fuentes del PRO, el oficialismo tomó nota del "poco consenso" que despertaba el cambio de la obligatoriedad de las Paso en la UCR y el PJ.
La decisión fue analizada ayer en una reunión mantenida por el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, junto con el apoderado del PRO y asesor presidencial, José Torello; el presidente del interbloque de Cambiemos, Mario Negri; el titular del bloque macrista, Nicolás Massot, y los diputados Silvia Lospennatto y Pablo Tonelli (PRO) y Fernando Sánchez (Coalición Cívica).
Participantes del encuentro adelantaron que durante la reunión hubo un análisis del proceso por venir con la demorada reforma electoral.
"Entre la semana que viene y la próxima se enviará el proyecto al Congreso. Se debió postergar porque hicieron falta más reuniones", señalaron. De hecho, antes de que el borrador pase a revisión de la Secretaría Legal y Técnica, habrá una reunión de Pérez con senadores.
La mayoría de los aliados radicales habían dejado trascender su oposición a convertir las Paso en optativas, al igual que los legisladores del PJ, aunque en el PRO acotan que es "porque no les conviene".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...