El Sindicato de Choferes de Camiones inició un paro sorpresivo, por 48 horas, que afecta al transporte de combustibles en todo el país, en reclamo de un aumento salarial del 42%.
La medida de fuerza arrancó anoche y, en las próximas horas, podría perjudicar el abastecimiento de naftas y gasoil a las estaciones de servicio.
Además de un aumento salarial del 42%, los camioneros se quejan por el impacto del impuesto a las Ganancias sobre el sueldo de los trabajadores.
"Hay compañeros con descuentos de 5 mil a 17 mil pesos por Ganancias. El Gobierno tendría que tener un poquito más de sensibilidad. Hasta un barrendero aporta Ganancias", se quejó este jueves el secretario general del gremio, Pablo Moyano.
Reclamo histórico
Según el sindicalista, "éste es un reclamo histórico no sólo de camioneros, si no de la mayoría de los gremios que estamos siendo afectados por Ganancias. Este Gobierno sólo benefició al campo y a las mineras, y por eso le pedimos un poquito de sensibilidad con los trabajadores".
Moyano aseguró que la relación del sindicalismo con el Gobierno "es menos diez. Ellos reciben a Mirta Legrand y a los Rolling Stones, pero no a los trabajadores".
En declaraciones radiales, el sindicalista advirtió que "en los próximos días la protesta se puede extender a las ramas del transporte de caudales o de recolección de basura".
El sector empresario tiene previsto reclamar al Ministerio de Trabajo que dicte la conciliación obligatoria.
En los últimos días, los camioneros iniciaron una serie de medidas de fuerza, que incluyeron una huelga en las plantas y centros de distribución de la cervecería Quilmes.
Además, anticiparon que podría concretarse la paralización de las ramas de recolección de residuos y transporte de caudales.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...