Tal como veníamos imaginando el decurso de la vida pública del cono sur, se va apartando lentamente de los procesos populistas. Que en la mayoría de los casos opta por estos tiempos por. Brasil todavía entrampado en sus crisis, trata de afirmarse. En Perú, la derecha "moderada" de Pablo Kuscinsky triunfó por un pelito (0.25%) sobre la derecha radicalizada deKeiko Fujimori; y el venezolano Nicolás Maduro enfrenta con las armas la quiebra de su país y el casi seguro destino de un referéndum revocatorio. Paradójicamente, en los Estados Unidos, Hillary Diane Rodham Clinton, una demócrata mesurada, va perfilándose como vencedora y quizás verduga del multimillonario Donald John Trump, un republicano plantado la derecha de la derecha, en las elecciones que se realizarán el "supermartes" 8 de Noviembre de este año. A menos, claro, que sobrevenga una sorpresa mayúscula. Desde Europa, Francisco, el Jefe de Estado Vaticano, formuló otro monumental desplante al gobierno argentino al rechazar una donación de $ 16.666.000 de pesos, para su fundación de Scholas Occurrentes, bajo la excusa de "evitar confusión y división entre los argentinos". Versiones ríspidas, disparatadas, absurdas o fundadamente políticas corrieron detrás del episodio. Pero ninguna de contenido espiritual o religioso. Y hay otra vuelta de tuerca en esta suerte de torneo de mojarse la oreja entre los dos estados: Macri designó como agregado en la embajada de Italia a Alejandro Colombo, un ex side, que trabajó durante el gobierno de Carlos Menem con su hombre de contactos con la Iglesia, Esteban Caselli. Dicen que Francisco lo aborrece. A su vez, el jefe del Vaticano, designço a Juan Grabois, hombre fundador del Movimiento de los Trabajadores Excluídos, como consultor del Pontificio Consejo de la Justicia y de la Paz, a quien Macri aborrece particularmente. Son ya muchos argentinos y jujeños, que comenzaron a ver que esta suerte de culebrón lamentable, baja demasiado la calidad institucional del diálogo que debe existir entre los dos estados, más allá de que se aborrezcan o se quieran sus conductores. El resultado va siendo el naufragio del intento de ambos por instalar un tiempo diferente. En argentina, un Mauricio Macri, autorotulado de centro derecha, nos tiene a mal traer con los ajustes que también opta por vestir con ropajes de "sinceramiento". Tiene razón, pero no tiene piedad. Y en medio de tanto apriete, avanza y retrocede tanto, que ya instaló la duda entre un ser un gobierno que todo lo improvisa, o uno que acepta corregir lo que la sociedad rechaza. Si la característica es la improvisación, tendremos por delante tres años y medio de zozobras permanentes. Si por el contrario es un noble reconocimiento de errores, habrá que rogar que la desbaratada oposición que tiene enfrente no termine cebándose de esa práctica democrática y convirtiéndola en fragilidad. Ahí tendríamos tres años y medio, francamente horribles. Los últimos ejemplos son la ley de blanqueo de capitales y pago los jubilados y ahora la devolución del IVA a quienes perciben jubilaciones y beneficios sociales. Esta ley se aprobará pasado mañana con votos de Cambiemos y los de los peronismos de Sergio Massa y de Diego Bossio, a cambio de concesiones en importantes modificaciones. Léase: réditos políticos a compartir, porque el proyecto, (a pesar de que Cristina Elisabet Fernández de Kirchnerdesde su lugar en el mundo lo denominó "bodrio parlamentario"), les cayó muy bien entre los argentinos. A Jujuy de las negociaciones le goteará el beneficio de tener 90 cuotas para pagar los aportes previsionales pendientes y acumulados(anormalidad que ya generó hasta consiguientes denuncias penales en curso), después de 19 años de transferida la caja de jubilaciones a la Nación, lo que devino en que los pasivos pudieran percibir sus haberes con regularidad y puntualmente.

El IVA y sus problemas

La otra ley en cuestión, siempre en lo que a Jujuy importa, como a las demás provincias chicas, es la devolución del IVA a la clase pasiva (unos tres millones de jubilados y pensionados), y a beneficiarios de planes sociales (casi 350 mil embarazadas y 1.5 millones de pensiones no contributivas). Se trata nada menos que de 30 mil millones de pesos que se devolverán a quienes hagan compras de alimentos con tarjetas de débito y crédito por hasta $ 300 por mes. Esa suma, se detraerá de la masa de plata coparticipable. El caso es que según el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, el faltante deberá solventarse mediante el"esfuerzo compartido" entre Nación y provincias. La respuesta de algunos gobernadores y de diputados provincianos, fue negar rotundamente esa posibilidad, con el argumento de cualquier quita de coparticipación requiere una Ley convenio entre Nación y provincias, y al no existir esa ley, debería la nación absorber la totalidad del costo fiscal del beneficio. Desde el gobierno de Jujuy no se escuchó aún ninguna definición ni instrucción de Gerardo Morales a sus legisladoras nacionales. El protagonismo del posicionamiento en la defensa provincial le corresponderá al flamante ministro de Hacienda, Carlos Sadir. Sin embargo, no es el único problema que plantea el proyecto. Los descuentos del IVA proyectados, solamente beneficiarán a quienes realicen compras con tarjetas de crédito y débito, lo que en Jujuy, como en otras provincias, genera algún importante grado de dificultad. Por una cuestión cultural y hasta de práctica, son muchos los jubilados y pensionados no habituados a gastar sus compras de alimentos con tarjetas. Y lo que es más claro, abundan en la provincia, innumerables lugares, especialmente en el interior, donde no existe la conectividad adecuada y segura para el funcionamiento de los sistemas del dinero plástico. Y aún en las propias ciudades jujeñas importantes no todos los comercios disponen del sistema ni de las máquinas (posnets) para vender con débito o crédito. Esto, decían los comerciantes de barrio, las despensas y almacenes que todavía ayudan a los clientes con la "libreta de anotaciones", las tradicionales "marchantas" de carritos ambulantes y los vendedores de ferias francas, atenta en forma directa con sus típicos sistemas de comercialización, y deriva esos clientes favoreciendo a las cadenas de supermercados. Todo un tema, del que sólo habló en el recinto del senado la jujeña Liliana Fellner, quien criticó lo exiguos de los montos a devolver y agregó que hay en nuestra provincia hasta importantes sitios turísticos, sin la conectividad necesaria. Y aunque esa conectividad y la entrega de posnets sea gratuita, no existe ninguna certeza de que el sistema se naturalice, como dijimos, hasta por cuestiones de tipo cultural. Todo un tema que se debería tener en cuenta.

Amparos sin respuesta

Siempre dentro del esquema de los aprietes económicos, en Jujuy siguen pendientes de resolución, reclamos, amparos y escritos presentados por legisladores, organismos públicos, defensoría del pueblo y contribuyentes particulares, acerca de los excesos observados en las tarifas de servicios públicos como el gas y en medida mucho más prudenciales, la energía eléctrica. Por el momento, los usuarios siguen totalmente desprotegidos y sin referencias de posibles acuerdos con los prestadores. Siguiendo la validez del argumento del sinceramiento postsubsidios, nadie puede desconocer que los costos que se venían pagando estaban viciados de ficción. Pero de allí pasar a costos en algunos casos alucinantes, hay una distancia abismal donde deberían mediar con firmeza y celeridad, los poderes del estado, en la búsqueda de un equilibrio y una gradualidad razonables. Vuelve a aparecer aquí la polémica entre la improvisación o los errores. Se lanza un nuevo cuadro tarifario, que inmediatamente prohija cientos de excepciones: tarifas especiales y exclusiones para jubilados, para clubes de barrio, par comedores infantiles, para colegios, para centros vecinales, para teatros y espectáculos, para centros deportivos, para organizaciones sin fines de lucro, y un sin fin de "paras" más, que terminan desvirtuando el centro de la cuestión en un bosque de excepciones y prerrogativas.

El mutismo de los políticos

En Jujuy, los partidos políticos, incluidos los que gobiernan, no se expresan de manera clara y contundente sobre todos estos temas. O se limitan a guardar silencio, tal vez por temor a contradecir a su condición de gobernantes, o simplemente miran para otro lado, refugiados en el mítico sistema del laissez faire, laizzes passer. Como si "dejar hacer y dejar pasar", fueran a dar alguna garantía de que todo saldrá bien, tal como supone el famoso refrán francés, diciendo "le monde va de lui même" (el mundo va solo). La experiencia indica que con esa actitud, lo más probable es que el mundo se estrelle, por eso asombra el mutismo de la clase política lugareña, tan locuaz con algunas sandeces. Por ejemplo el nuevo feriado nacional de homenaje a don Martín Miguel de Güemes dejó a Argentina un poco más atrás en la lista de países que preocupación por la educación. Un informe del economista y educador Alieto Guadagni, señala que Mientras Chile llega a 1083 horas de clase por año, Cuba 1000, Perú 900, Méjico 800, Argentina logra unas discretas 720. A ello se deben sumar feriados y fiestas provinciales, lo que agrava el respeto y la valoración de la educación. Una jornada de plena actividad escolar, consagrada a exaltar el magnífico ideario güemesiano siempre hubiese sido más útil que un feriado (que este año será extralarge). Algunos arguyen los beneficios para la industria turística, sin percatarse de los perjuicios que vacaciones generan en los demás innumerables costados productivos de un país. Otros, no sin razón, se preguntan por qué no transformar en feriado nacional el 23 de Agosto, gloriosa epopeya de nuestro pueblo que consolidó el perfil definitivo de la Patria, detrás de un reguero de sangre y heroísmo. Y así, estas decisiones, dan para esto y mucho más. Quizás pudiera opinar la ministra Isolda Calsina.

Ideas en IDEA

Como aspecto saliente de la semana, y también empeñado en marcar la cancha para un tiempo diferente, el Gobernador Gerardo Morales, participó en Salta del precoloquio de IDEA (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina). Ante medio millar de empresarios, políticos y académicos de la región, compartió escenario con el dueño de casa Juan Manuel Urtubey, y sus pares de Catamarca, Lucía Corpacci y de Tucumán Juan Manzur, y el ministro del Interior Rogelio Frigerio. GM abogó por desarrollos regionales conjuntos, y alentó la inversión en Jujuy. Y como no podía ser de otra manera, trazó las diferencias entre el 2015 y hoy, para mencionar que durante la vigencia de un estado de derecho como contraposición a aquel donde campeaba la extorsión disfrazada de reclamos sociales. Naturalmente, la referencia a la jefa tupaquera Milagro Amalia Ángela Sala de Noro,fue puesta como modelo de "un grupo de mafiosos que tomaban edificios, cortaban calles y rutas y utilizaban a los pobres como rehenes". GM puntualizó tres ejes de inversión y desarrollo: la energía renovable, donde ponderó preacuerdos con China que deberán ser ratificados por el presidente Macri cuando viaje en Septiembre al gigante de Asia, cuya comitiva espera integrar, y anticipó que el 7 de Julio empresarios orientales estarían en Jujuy, probablemente tomando un primer contacto con el presidente Argentina que también estará en Jujuy por esas horas. Otro tema para tentar empresarios fue el desarrollo industrial del litio, y naturalmente, la producción sucoalcoholera, donde su principal preocupación sigue siendo el complejo agroindustrial La Esperanza, que tantos esfuerzos, desvelos y dinero le costó a Jujuy y a la Nación, sin que hasta hoy, se vislumbren nada más que buenos oficios, buenas intenciones, y posiciones difíciles de conciliar para abatir la crisis terminal en que se encuentra.

"Vamos a volver"

Mientras eso ocurría, el eje de los rencores de GM, Milagro Sala, lograba desde la cárcel que un centenar de tupaqueros , algunos militantes del grupo Quebracho, encabezados por el conocido Fernando Esteche ratificaran en asamblea su conducción, y algunos curas del grupo de "Opción por los Pobres", ofrecieran una misa en el Penal donde se encuentra alojada, pidiendo por su libertad y buscando reinstalar la "opción presos políticos" para ella y los demás detenidos en diferentes organismos policiales y penitenciarios. Y en el exceso más notable de sus pretensiones, anunciaron que "promoverán en el Congreso Argentino la intervención del Poder Judicial de Jujuy". Los tupaqueros entibiaron brevemente la gélida tarde jujeña al grito de: "vamos a volver, vamos a volver". Cerrando otro episodio extraño, hoy, doce guardiacárceles del Servicio penitenciario, deberá declarar ante un fiscal por haber permitido que la dirigente tupaquera envíe días pasados un breve discurso por teléfono a un acto realizado por Gabriel Mariotto en Buenos Aires, violando las reglas de su detención. También deberán quedar esclarecidas perfectamente las condiciones en que se encuentra la detenida, que fueron motivo de denuncias y desmentidas, hechos que siempre ocurren cuando no se actúa o se no informa con la claridad que los casos requieren.

Réquiem por Barbarita

Un párrafo final, para tratar de comprender la dimensión del luto que embarga a la cultura de Jujuy. Barbarita Cruz, ollera, coplera, maestra y cantora popular de Purmamarca, se cansó de vivir el sábado a los 93 años. Por su voluntad, sus cenizas se esparcirán en su tierra, y entre los siete colores de sus cerros, aparecerá el octavo, cobrizo americano y tan jujeño, el de sus manos creadoras, el de su frente lúcida. Y su voz se esparcirá en los ecos para volver convocada en cada carnaval, renovada en cada ronda de copleros. Ya no vale llorarla, sino celebrar su eternidad luminosa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...