Gendarmería Nacional, en el marco del "Operativo Fronteras", secuestró más de 2 kilos de cocaína. El estupefaciente estaba acondicionado en cuatro paquetes rectangulares ocultos dentro del cobertor de una butaca.

El hecho tuvo lugar el miércoles en la localidad salteña de Aguaray, cuando los efectivos del Escuadrón 54 "Aguaray" llevaban a cabo controles de prevención sobre la ruta nacional N§ 34, y detuvieron la marcha de un ómnibus procedente de Salvador Mazza con destino la provincia de Córdoba.
Personal de la fuerza ingresó al transporte para realizar la inspección pertinente y al observar detenidamente uno de los asientos ubicados del lado de la ventanilla, constató que la funda de paño del respaldo tenía un corte y estaba zurcido con un hilo de lana diferente a la costura original. Esto llamó la atención de los gendarmes quienes al tirar del hilvanado encontraron adosados al tapizado cuatro "panes".

De inmediato los funcionarios solicitaron la asistencia del Grupo Criminalística y Estudios Forenses de la Institución y mediante las pruebas de orientación Narcotest arrojaron resultado positivo para cocaína, con un peso total de 2 kilos 169 gramos.

Continuando con la inspección, y con conocimiento del magistrado interviniente, los uniformados controlaron los equipajes de los pasajeros y hallaron el hilo de lana del mismo color que el utilizado para la grotesca costura dentro del bolso de mano de una mujer.

La valija pertenecía a una ciudadana de nacionalidad argentina, quien además viajaba junto a su hermana y dos menores de edad.

Por disposición del Juzgado Federal de Orán interviniente, las dos pasajeras quedaron detenidas y se decomisó la droga para las pericias de rigor y actuaciones sumarias.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...