La directora de la Escuela Profesional Nº5 "Coronel Manuel Álvarez Prado" de Tilcara destacó el crecimiento que ha tenido la institución y la influencia que tiene en la comunidad. Además se refirió a las principales necesidades que tienen.


¿Cómo trabaja la Escuela Profesional de Tilcara y qué servicios ofrece a la comunidad?

Actualmente la escuela está muy bien posicionada en la comunidad, luego de una serie de intervenciones que realizamos tanto a nivel de infraestructura, de mejora en las ofertas educativas y de acercamiento a los vecinos de Tilcara y de zonas aledañas. Ofrece cinco espacios de capacitación: Corte y Confección, Secretariado Comercial, Tejido a mano y a máquina, de tres años de duración, Cocina y Repostería e Instalación Sanitaria, de un año. Igualmente la escuela ha crecido mucho en los últimos cinco años, en todo sentido.

¿Qué aspectos de la escuela se han mejorado?

Desde que me hice cargo en el 2011, había muchas necesidades tanto de infraestructura como de capacitación de los docentes en ejercicio, y sobre todo la actualización de los diseños curriculares aplicando las nuevas políticas educativas, y eso hemos hecho. A pesar de que es una escuela de66 años no tiene edificio propio, porque las clases se dictan en un local alquilado por el Ministerio de Educación, pero es un espacio reducido. Además en ese entonces el predio estaba en muy malas condiciones edilicias, con alimañas, y aúnasí funcionaba en ese estado, pero de a poco logramos acondicionarlo, y hoy por hoy la institución es totalmente diferente, es otra escuela con mucho trabajo de gestión, con logros que se alcanzaron con recursos propios porque al ser una institución alquilada el Ministerio deEducación no prevé muchas cosas, entonces nosotros tenemos que tratar de levantarla como se pueda, pero hoy tengoel gusto de decir que tenemos una escuela digna y aun así seguimos trabajando por una escuela mejor.En este sentido tengo que hacer un agradecimiento público al profesor Pablo Ruiz de la Coordinación de la Dirección de Jóvenes, Adultos y Formación para el Trabajo de Región III, quien junto con su equipo, el profesor Walter Airala, trabajó desinteresadamente en pos de la escuela. Gracias a él conseguimos un gabinete de informática, y una donación de equipamiento para la carrera de Cocina y Repostería, material de sumo valor para los alumnos.

¿Ha crecido también en número de alumnos?

Sí, cuando yo llegue había sólo 30 alumnos en toda la escuela y llegó a tener 178. Esto se debe a que trabajamos con otras instituciones para integrar la escuela a la comunidad porque muchos no la conocían, pero de a poco fue tomando más fuerza y cada vez más gente fue acercándose para sumarse a las distintas disciplinas que dicta la escuela. Lo interesante de la escuela es que genera mano de obra calificada, con lo cual muchos optan por hacer las carreras ya que, de cierta forma, se aseguran una salida laboral. De hecho a la escuela asisten alumnos de localidades aledañas como Maimará, Humahuaca, Huacalera, Tunalito, incluso gente de Tumbaya, de León, por lo que es una escuela muy importante.

¿Cuáles son las necesidades de la institución?

Hay muchas cosas por mejorar, pero fundamentalmente necesitamos cubrir la gran demanda que tenemos por parte de la comunidad. La carrera de Cocina y Repostería, por ejemplo, tiene mucha demanda, pero lamentablemente no tenemos cupos para que se inscriban todos los interesados; actualmente hay cerca de 25 alumnos que cursan ese espacio en un lugar muy reducido y hay una lista de espera de más de 50 alumnos que han quedado afuera. Para poder revertir esta situación hemos pedido a las autoridades del área de Educación Técnica Profesional a cargo de Zenón Sosa que se desdoble este espacio para poder contar con un curso más, pero lamentablemente hasta el momento no nos han dado una respuesta. Además pedimos la reconversión de un espacio de tejido que no tiene demanda, por uno de electricidad domiciliaria que también tiene una lista de espera de 50 alumnos pero tampoco nos dieron una respuesta. Personalmente me parece una falta de respeto a la comunidad de Tilcara porque el presupuesto educativo está, y si hay una necesidad de la gente se debe dar respuesta; sabemos que el espacio curricular está contemplado dentro del presupuesto, es solo que hay que hacer la reconversión para contar con carreras más acordes a las necesidades actuales. La carrera de Tejido se dicta hace más de 50 años y no tiene demanda, entonces es un espacio perdido que bien podría reconvertirse y ser aprovechado. De todos mis pedidos no he tenido ninguna respuesta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...