Ante el incremento del boleto de transporte urbano en la capital, el intendente Raúl Jorge aseguró ayer que la modificación fue necesaria para mantener el servicio y aseguró que se buscó la equidad frente a la solicitud de los empresarios que pidieron que el precio final sea mayor. Jorge indicó que los empresarios pidieron un boleto que ronde los $ 11 y $ 13, mientras que el estudio de costos determinó para febrero $ 7,60; por lo que se definió aceptar $ 8 como costo final, teniendo en cuenta la inflación desde ese mes a la actualidad.
"Le parecía al Concejo que $ 8 sea la tarifa adecuada para que rija por mucho tiempo, porque esperamos que no se vuelva a mover", dijo el intendente, al explicar que la suba era indefectiblemente necesaria para mantener en condiciones el servicio. Sobre nuevos incrementos luego de la implementación del sistema Sube indicó que "se tratará" de mantener el precio en $ 8 y si haría falta modificarlo no superaría el 4 %.
Sobre la posibilidad de un boleto social, expresó que aguardarán las resoluciones de la Nación en base a los subsidios dirigidos a la provincia.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...