El Gobierno mexicano y los maestros mantuvieron una segunda reunión en busca de una salida al conflicto desatado por la reforma educativa, que ya causó al menos nueve muertos durante la última manifestación docente.
Una delegación de unos 40 miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (Cnte) ingresó la noche de ayer a la sede de la Secretaría de Gobernación, con casi dos horas de retraso respecto de la hora anunciada, para un encuentro con el ministro del Interior Miguel Ángel Osorio.
Hacia la medianoche aún continuaba la reunión y no había información oficial sobre lo tratado, pero trascendidos dejaron entrever que las posiciones continuaban enfrentadas.
Por su parte, el presidente Enrique Peña Nieto, quien el lunes inició una visita de Estado a Canadá, afirmó que "ni la reforma educativa ni ninguna otra ley está sujeta a negociación'''', según anunció ayer el matutino La Jornada.
El mandatario declaró desde Quebec que su administración "siempre ha estado en una actitud de dialogar y de buscar distender los ánimos que provocan violencia, desorden y caos en algunas partes de nuestra geografía nacional".
"Sin embargo, para el Gobierno de la República lo que está muy claro, y lo que es su deber, es aplicar lo que está en la legislación, el mandato de la ley. Lo que no está el Gobierno dispuesto a hacer es a negociar la ley. La ley, no sólo la educativa, no está sujeta a negociación", enfatizó.
Enrique Enríquez, líder de la Cnte en la Ciudad de México, dijo el domingo que los maestros esperaban que el Gobierno diera muestras de "sensibilidad política" en la reunión del lunes.
Enríquez, quien junto a un importante contingente de la Cnte participó el domingo en una marcha al cumplirse 21 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, recordó que desde 2013 el magisterio se ha opuesto a la reforma educativa porque no busca mejorar la enseñanza sino cambiar el modelo laboral.
"Exigimos tres puntos: derogación de la reforma, construcción de un nuevo modelo educativo donde todos participemos y reparación de todos los daños causados", explicó el sindicalista.
El diálogo se estableció el pasado miércoles luego de la muerte de al menos nueve personas, según cifras oficiales, en un choque ocurrido el 19 de junio entre manifestantes y policías en el municipio de Asunción Nochixtlán, en el sureño estado de Oaxaca, que despertó fuertes quejas de organismos de derechos humanos por la desmesurada represión de los uniformados.
En tanto, los maestros reanudaron en las últimas horas los bloqueos viales en Oaxaca y Chiapas.
En la ciudad Oaxaca, capital del estado homónimo, centenares de integrantes de la Cnte pusieron retenes en el aeropuerto internacional y en la carretera federal 190.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...