SALTA (Agencia). Un confuso hecho de sangre se produjo el sábado en El Carril, donde una mujer identificada como Rocío Ríos, de 19 años, manifestó haber sido agredida por su expareja, de apellido Laprida.
La joven tuvo que ser trasladada en código rojo al hospital "San Bernardo", en tanto el hombre habría intentado quitarse la vida después de la agresión. Cuando la joven víctima ingresaba al hospital con una herida cortante en el pecho, alcanzó a manifestar que tuvo que interceder para que su hijo de 2 años no fuese golpeado y atacado con un elemento cortante por su expareja. En esas circunstancias la mujer recibió una puñalada, que según el diagnóstico que emitieron los profesionales del hospital, se trataba de una "herida de arma blanca en región hemitórax izquierdo".
Según fuentes policiales consultadas, después de atacar a su expareja Laprida habría intentado quitarse la vida, por lo que también fue trasladado al hospital San Bernardo, por "herida de arma blanca penetrante en región abdominal".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...