Argentina alcanzó ayer una ventaja importante sobre Italia de 2-1 en la serie de cuartos de final de Copa Davis al mejor de cinco que animan en Pesaro, a orillas del Adriático, merced a la victoria que lograron Juan Martín Del Potro y Guido Pella sobre los locales Fabio Fognini y Paolo Lorenzi, con parciales de 6-1, 7-6 (7-4), 3-6, 3-6 y 6-4.

Del Potro, nacido en Tandil y ubicado en el puesto 139 del ranking mundial de la ATP, y el bahiense Pella (51), se impusieron en tres horas y 50 minutos sobre Fognini (36) y Lorenzi (48), en un partido cambiante, vibrante y altamente emotivo que mantuvo en vilo a los 5.000 espectadores que se acercaron al Circolo Tennis Baratoff.

La foto del festejo final quedó para "Delpo" y Pella, quienes se abrazaron con el capitán Daniel Orsanic y se entregaron al público argentino, un grupo de unas 150 personas que se ubicaron detrás del banco de suplentes y no paró de alentar durante toda la jornada, sobre todo cuando la dupla estaba complicada en el inicio del quinto set.

Con el triunfo en el dobles, Argentina quedó a un solo punto de avanzar a las semifinales y tiene dos oportunidades para lograrlo.

Es que hoy desde las 7.30, el azuleño Federico Delbonis (40) enfrentará a Fognini y si le gana se concretará el pase a las semifinales. Pero si no lo hace habrá que esperar el quinto punto de la serie, que animarán, en principio, Juan Mónaco (94) y Andreas Seppi (52).

Argentina había tomado ventaja el viernes con la victoria de Delbonis sobre Seppi por 7-6 (7-4), 3-6, 6-3 y 7-6 (7-3), pero ayer igualó la serie Italia con el triunfo de Fognini sobre Mónaco por 6-1, 6-1 y 7-5.
La derrota de Mónaco, que era previsible aunque no en la forma en que se produjo, obligó a Del Potro y Pella a jugar con la obligación de ganar el dobles, ante un rival que presentó nuevamente a Fognini, en reemplazo del anunciado Marco Cecchinatto, y a Lorenzi, debido a que Seppi está afectado por un problema lumbar.

El capitán del equipo de Copa Davis de la Argentina, Daniel Orsanic, eligió la cautela al momento de analizar la importante ventaja que se sacó hoy ante Italia por 2-1 en la serie de cuartos de final al mejor de cinco, y admitió que se dio un paso importante, pero también recordó que todavía falta.
"Dimos un paso importante, pero todavía falta. Vinimos a Pesaro con un objetivo y aún no lo concretamos", destacó Orsanic.

"Se complementaron muy bien sin ser doblistas, cuando atravesaron momentos críticos los sacaron adelante porque impusieron su jerarquía. Fue un buen final luego de un mal inicio de jornada", analizó el capitán del equipo argentino.

Orsanic, capitán desde hace un año y medio (reemplazó en la función a Martín Jaite) tuvo un gesto que no pasó inadvertido, cuando ni bien se consumó el triunfo del dobles con el primero de los tres match points que disponían Del Potro y Pella, giró hacia atrás del banco de suplentes y abrazó a "Pico" Mónaco.

"Me nació ir a abrazarlo a Mónaco porque se sintió realmente mal adentro de la cancha, quise darle ánimo, solo eso", comentó Orsanic, un cultor del bajo perfil desde que asumió en la función, en la serie que se le ganó a Brasil por 3-2 en Buenos Aires, en marzo del año pasado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...