El exsecretario general de la Presidencia Oscar Parrilli afirmó que el presidente Mauricio Macri "recibió la primera gran derrota política" con el freno judicial a los aumentos de tarifas de los servicios públicos y sostuvo que "no hay ninguna razón jurídica ni ninguna imputación seria" que amerite que la expresidente Cristina Kirchner vaya a la cárcel.
En declaraciones a un medio radial, Parrilli rechazó de plano la posibilidad de que la exmandataria pueda terminar en la cárcel, a raíz de la causa en la que se encuentra imputada por supuestas irregularidades en la venta de dólar futuro y por las derivaciones que pudieran tener las investigaciones por supuesto lavado de dinero en las causas "Hotesur" y "Los Sauces".
Por otra parte, el extitular de AFI destacó la "movilización popular" desarrollada el jueves último "contra los tarifazos" aplicados desde el Gobierno.
"El Gobierno de Macri ha sufrido una real derrota política ante el tarifazo" en los servicios públicos, ante la suspensión aplicada por la Justicia para los aumentos en las tarifas de los servicios públicos, evaluó Parrilli y destacó además "la gran movilización popular" contra los aumentos de tarifas.
Asimismo, el exfuncionario criticó que "la gente hoy sufre las consecuencias del ajuste de Macri, sumado al desempleo y los precios de la canasta de alimentos que no paran de incrementar".
"Los argentinos -agregó Parrilli- lamentablemente desde hace siete meses hemos vuelto a la bicicleta financiera y no a la producción y el trabajo digno; este boom de importaciones está dejando un tendal de trabajadores sin trabajo; se está destruyendo el trabajo en la pequeña y mediana empresa con los productos que vienen de afuera; y hay una fuerte concentración de la economía en pocas manos", fustigó.
El juez federal Ariel Lijo citó a declaración indagatoria para la última semana de agosto al extitular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en una causa por supuesto encubrimiento del detenido acusado como autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, Ibar Pérez Corradi.
La causa se abrió por una denuncia de Graciela Ocaña, quien advirtió que se contaba con información sobre el paradero de Pérez Corradi, pero que no se lo capturó en Paraguay para proteger, supuestamente, al exjefe de Gabinete Aníbal Fernández.
Ayer en nuevas declaraciones, Pérez Corradi involucró una vez más al exjefe de Gabinete y admitió que le pagó a la Policía a cambio de protección.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...