¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
5 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

El testigo que llamó al 911 declaró ayer

Viernes, 22 de julio de 2016 01:30
JESÚS OJEDA 
El testigo que alertó al 911 sobre la presencia de un presunto intruso en el convento de General Rodríguez, declaró que al observarlo arrojar "bolsas negras" hacia el interior del predio, se acercó pero el desconocido no se inmutó y saltó el portón, y que los fines de semana solían llegar al lugar vehículos de alta gama.
Jesús Ojeda, el repartidor de pollos que alertó a la Policía bonaerense, declaró como testigo ante el juez federal Daniel Rafecas a quien le dijo que llamó al teléfono de emergencias pasadas las 3.15 y que 15 minutos más tarde llegó la Policía, algo que en realidad ocurrió a las 3.50.
Ojeda relató que esa madrugada observó a un hombre tirando "bolsas negras" por encima de un tapial hacia el interior del convento y que se acercó a la escena para hacer notar su presencia. Sin embargo, su actitud no habría alterado los planes del desconocido, quien, a pesar de verlo, saltó el portón.
Tras ese episodio, Ojeda llamó al 911 y cuando llegó la Policía les relató lo ocurrido y les pidió que ingresaran al convento para revisar que no hubiera ningún problema con las monjas, algo que los policías le dijeron que no estaban en condiciones de hacer.
La semana pasada, uno de los efectivos que participó del operativo atestiguó que tras llegar al convento mantuvieron un diálogo a través del portero eléctrico con alguien que se encontraba en el interior y dijo que allí no había entrado nadie.
Cuando al fin lograron ingresar al convento, los policías -según su propio relato- atravesaron los 100 metros que separan al portón de entrada de la casa principal y observaron que había un hombre comiendo bizcochos, al que luego identificarían como el exSecretario de Obras Públicas, José López.
Antes de ingresar a la casa, vieron el arma con el que el hombre había llegado y fue entonces que decidieron detenerlo, sin saber aún que se trataba de un exfuncionario y que había entrado con u$s 9 millones.
En su declaración de ayer, Ojeda relató que cerca de las 6 se alejó de la escena para ir a buscar a su mujer al trabajo pero cuando volvió los policías le pidieron que oficiara de testigo del procedimiento y fue entonces que ingresó por primera vez al convento.
Además le dijo al juez que tuvo oportunidad de ver el cargador del arma con la que López entró al convento, según quedó registrado en las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad del lugar y difundidas por televisión hace unos 10 días.
Tras declarar durante dos horas, Ojeda se retiró de los tribunales de Comodoro Py.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
El testigo que alertó al 911 sobre la presencia de un presunto intruso en el convento de General Rodríguez, declaró que al observarlo arrojar "bolsas negras" hacia el interior del predio, se acercó pero el desconocido no se inmutó y saltó el portón, y que los fines de semana solían llegar al lugar vehículos de alta gama.
Jesús Ojeda, el repartidor de pollos que alertó a la Policía bonaerense, declaró como testigo ante el juez federal Daniel Rafecas a quien le dijo que llamó al teléfono de emergencias pasadas las 3.15 y que 15 minutos más tarde llegó la Policía, algo que en realidad ocurrió a las 3.50.
Ojeda relató que esa madrugada observó a un hombre tirando "bolsas negras" por encima de un tapial hacia el interior del convento y que se acercó a la escena para hacer notar su presencia. Sin embargo, su actitud no habría alterado los planes del desconocido, quien, a pesar de verlo, saltó el portón.
Tras ese episodio, Ojeda llamó al 911 y cuando llegó la Policía les relató lo ocurrido y les pidió que ingresaran al convento para revisar que no hubiera ningún problema con las monjas, algo que los policías le dijeron que no estaban en condiciones de hacer.
La semana pasada, uno de los efectivos que participó del operativo atestiguó que tras llegar al convento mantuvieron un diálogo a través del portero eléctrico con alguien que se encontraba en el interior y dijo que allí no había entrado nadie.
Cuando al fin lograron ingresar al convento, los policías -según su propio relato- atravesaron los 100 metros que separan al portón de entrada de la casa principal y observaron que había un hombre comiendo bizcochos, al que luego identificarían como el exSecretario de Obras Públicas, José López.
Antes de ingresar a la casa, vieron el arma con el que el hombre había llegado y fue entonces que decidieron detenerlo, sin saber aún que se trataba de un exfuncionario y que había entrado con u$s 9 millones.
En su declaración de ayer, Ojeda relató que cerca de las 6 se alejó de la escena para ir a buscar a su mujer al trabajo pero cuando volvió los policías le pidieron que oficiara de testigo del procedimiento y fue entonces que ingresó por primera vez al convento.
Además le dijo al juez que tuvo oportunidad de ver el cargador del arma con la que López entró al convento, según quedó registrado en las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad del lugar y difundidas por televisión hace unos 10 días.
Tras declarar durante dos horas, Ojeda se retiró de los tribunales de Comodoro Py.

Temas de la nota

Temas de la nota