Parece raro. O un error. O un rodeo al título de aquella famosa saga cinematográfica de "volver al futuro". Sin embargo, es posible sentir nostalgias del futuro. Trataré de explicarlo: después de tantos años viviendo bajo un sistema político extremadamente autoritario pero legítimamente enmascarado por la democracia, los argentinos y los jujeños, tuvimos una reparadora sensación de alivio. Incluidos muchos de los que habían votado por la continuidad de aquel modelo, porque al verlo derrotado, sospecharon que había llegado, aunque de manera dolorosa, su oportunidad para encaramarse en nuevas conducciones. El cambio había ganado y con él, se instaló la percepción de tiempos mejores, de una administración del estado más generosa con la gente, más respetuosa de la prensa, más razonable con el uso de los dineros públicos, decididamente austera a la hora de cargar al estado de funcionarios. Gobiernos y gobernantes que no se creyeran que la historia de la Patria comenzaba con su llegada a los cargos y que todo lo anterior había sido basura. Esa percepción se hizo carne en todos. La gente, se apropió de las promesas y los compromisos de campaña y se preparó para disfrutar del nuevo tiempo. En la fantasía colectiva, mayoritariamente, se comenzó a vivir ese futuro, aun sabiendo que primero habría que atravesar momentos difíciles. El gobierno de Mauricio Macri, y con él todos los gobiernos provinciales, se dispusieron a sufrir seis meses, porque el segundo semestre se comenzarían a secar las lágrimas y a redibujarse las sonrisas. Craso error: Macri al trazar la raya de los seis meses, lo único que hizo fue ponerle fecha al primer fracaso del gobierno nacional. Y atados a él, a los gobiernos provinciales. Un plazo fijo a la esperanza, que hora buscan renovar, por seis meses, o tres, o lo que se pueda. Pero el colectivo nacional comenzó a descreer de las postergaciones y al explotar la burbuja del cambio y del nuevo tiempo, quedó embargado por la profunda añoranza y una incipiente bronca. Como la nostalgia de un bien perdido. Pero un bien que nunca llegó a la cita. Tímidos cacerolazos, cien ollas populares en las barbas de la presidencia, descontento sindical generalizado, el feroz tarifazo en los servicios, descontrol en los precios de alimentos y combustibles, y la tempranísima amenaza de un paro general, que sintetizaría en un solo golpe miles de pequeñas huelgas desparramadas por todos lados, y hasta la aparición de un puñado de imbéciles que ya publicitaron que trabajan para voltear al gobierno, son el síntoma de que esa nostalgia, se puede transformar en algo peor. Quizás haya llegado el tiempo de un fuerte golpe de timón, para que el nuevo modelo gobernante, recupere el capital logrado en diciembre, o al menos, no siga descapitalizándose como hasta hoy.

Nada es gratis

Y no es que esté todo mal hecho. Por todos lados hay cosas para aplaudir. Pero, es tan cierto que lo que impacta es la noticia del avión que se cae, y no es noticia que un avión llegue a destino con normalidad, que ahora más que nunca, los gobiernos deberán ponerse del lado de la gente, dar clarísimas señales de frugalidad y templanza, y sobre todo, resguardarse de cierta incontinencia verbal y comunicar muy bien sus objetivos. ¿Esto será pedir demasiado? Digo, porque criticar a los que andan en pata y musculosa dentro de sus casas en época de crisis energética, es muy sensato, pero en los hogares donde las familias comenzaron a restringir hasta la compra de alimentos, suena como afrentoso y agraviante. Otro si digo: imaginarse proyectos dispendiosos en un estado provincial con 85 mil empleados públicos, y 50 mil privados, tampoco parece muy juicioso. Y aunque no todo lo pasado fue malo y corrupto, se vivieron años de bolsones, de pan y circo, o para ser más precisos, de shows y subsidios. Y no se debe repetir el error, porque todo lo que era gratis o barato, lo estamos pagando hoy, al triple de su precio real.

Macri - Morales

Mauricio Macri y Gerardo Morales, (un dúo que se logran atravesar juntos las tormentas, se perfilará para mucho más), tienen una suerte extra: Cristina Elisabet Fernández de Kirchner, no deja de darles motivos para mejorar su imagen. La ex jefa de estado insiste en autoproclamarse víctima de persecución judicial y política, y en recordarle a Macri que durante la era K, a la clase media "le sobraba el dinero a fin de mes para comprar dólares". Dijo también que a esta crisis actual, ella la había visualizado en marzo. No recordó el cepo, ni admitirá nunca que después de sembrar el camino de bombas de tiempo, es sencillo predecir que estallarán más temprano que tarde. CEFK, volvió a cometer otro error de comunicación típico de su estilo: concedió un reportaje exclusivo en su lugar en el mundo a seis medios extranjeros Al Jazeera, cadena de TV árabe con sede en Qatar; el sitioSputnik de la cadena Rossya Segodniya de la Federación Rusa, la cadena inglesa Reuters; La Jornada, cotidiano de simpatías con la izquierda más radicalizada de Méjico, Telesur, estatal venezolana de TV y el portal de noticias deNODAL (Noticias de America Latina y el Caribe). Ante ellos, respondiendo sólo seis preguntas, desgranó críticas a Macri y les dijo que no teme ir presa. Su "conferencia" constituyó otro desprecio a la prensa argentina.

Más de Milagro

Sin embargo, en declaraciones de segundo nivel, para el cabotaje y a sus acólitos, se refirió vía skype, a la actualidad nacional y lamentó "estar viviendo en un país, donde hay presos políticos como la señora Milagro Amalia Ángela Sala de Noro". La referencia, sólo confirmó la sociedad político económica entre la expresidente y la ex diputada, y marcó nuevamente dos cosas: el supino desinterés acerca de las razones por las cuales la jefa tupaquera permanece en prisión, y que tampoco asume que esa sociedad (y sus derivados), fueron unas de las más poderosas razones por las que el "modelo" recibió la monumental paliza electoral en Jujuy, de la que lo costará horrores recuperase, si algún día finalmente lo consigue. Al gobernador jujeño, le dejó la pelota picando en la puerta del área. GM, mandó el voleo: "no me sorprende que CEFK, quien todavía tiene mucho que explicar sobre su patrimonio y su relación con Lázaro Báez, apoye a Milagro Sala", dijo. Pero todo esto, es pirotecnia verbal. Es muy probable que CEFK en algún momento deba soportar cuando menos una prisión preventiva, aunque ella no lo crea. Entre otros voceros K, su propio abogado, el mediático Gregorio Dalbón, dijo estar seguro que ganará el juicio contra Margarita Stolbizer, para el que la justicia armó una ridícula mediación. "No me retractaré" anticipó Margarita. "No aceptaré disculpas" adelantó CEFK. Pero Dalbón admitió que "si va presa, la van a victimizar y en el 2019, volverá como Perón". Uno piensa inmediatamente en las posibilidades reales de que una suerte de "operativos retornos" tengan éxito en el país, o en Jujuy, donde también, además de Sala y su gente, ex funcionarios K desfilan por los tribunales, y dicen que después de la feria arreciaría el desfile también con la participación de algunos radicales. Aquello hoy es impensable. Para reforzarlo, MM hizo circular encuestas que aseguran que su imagen presidencial sigue fuerte mientras la de CEFK sigue en picada. GM hizo circular las suyas, con iguales resultados, comparados con Milagro Sala. Absurdo: es como hacer circular un sondeo –salvando las distancias- entre la imagen de Francisco comparada con la de Isis. Nadie, jamás, aceptaría que le ofendan la inteligencia de tal manera. Pero todo, se sintetiza, en el final de un capítulo, el cierre de una prolongada y muy tolerante "luna de miel". Y en una afirmación de aquella sensación de nostalgias del futuro que decíamos al comienzo. Un futuro que se muestra demasiado esquivo a presentarse en escena.

Pulseadas gremiales

Los días que vienen en Jujuy estarán marcados por las pulseadas sindicales. Los gremios estatales seguramente cobrarán los aumentos salariales que el gobierno provincial consiguió para ellos, rechazando el porcentaje que los lleva a la media nacional del 33%, declarándose en alerta y regresando al maratón de paros que desafíe una vez más la llegada del cambio. En este caso de esa cultura de las medidas extremas naturalizadas como algo habitual. El sector docente, mantendrá su vigilia esta semana. Y si ese gigantesco ministerio no se sacude la inercia y si no surge una oferta salarial mejor desde el gobierno, tal vez aumente el olor a pérdida de horas de clase, hasta hacerse insoportable. El sector privado tuvo lo suyo. El ingenio Ledesma vuelve a la normalidad después de ocho días de paro, y cortes de rutas provinciales, nacionales e internacionales. Y de una Justicia Federal que volvió a hacer la plancha, y hasta la extraña intervención del fiscal Domingo Batule, cuyo exceso de buena voluntad lo sacó de la objetividad de los hechos y lo transformó en abogado de los piqueteros, más que en defensor de los intereses del bien común. Rafael Vargas, el secretario general de SOEAIL, fue claro: era mejor volver a trabajar aceptando el paraguas y la excusa de la conciliación obligatoria, antes que perder fuerzas por el cansancio de la gente y el desgranamiento de la huelga. Y quizás así eviten una millonaria multa al sindicato por no acatar la conciliación cuando fue dictada. Pero no están conformes con la oferta empresarial y seguirán peleando mañana en las mesas de conversación.

Hay buenas noticias

Las buenas noticias llegan en tren. Mañana en la otrora capital ferroviaria de Jujuy, Volcán, el gobierno jujeño, pondrá en marcha el sueño de recuperar el ferrocarril. GM es el personal impulsor de que las gigantescas orugas de hierro que atravesaban quebrada y Puna vuelvan a ser columna vertebral de la cultura de un pueblo que al perderla, se vio obligado a cambiar hasta sus hábitos de vida y sus proyecciones de producción, comercialización y transporte. La idea es restablecer los trenes mirando al norte, para salir desde Jujuy a Bolivia y a Perú, y generar una estrategia de integración geopolítica que puede alcanzar el importante uso de un servicio ideal para cargas y turismo, fortalecer un polo de desarrollo que sin dependencia del puerto de Buenos Aires, y cumpla en parte el sueño irredento de los Libertadores de América. ¡Casi nada!. La otra noticia que trae beneplácito es el arranque de la zafra de Ingenio La Esperanza. El acto será hoy, y se cumple el compromiso de GM, y ojalá también la promesa, de que sea ésta la última zafra que se pagará desde el bolsillo de todos los jujeños. Se habló de inversores, de interesados y de proyectos privados que todavía brillan por su ausencia. Pero una cosa es la mera expresión de deseos, y otra lanzarse a concretarlos con el complejo agroindustrial en plena producción.

26 de Julio

Mañana el peronismo recordará un año más del paso a la inmortalidad de María Eva Duarte de Perón. Seguramente habrá muchas expresiones de evocación y homenaje, pero en Jujuy, será importante verificar cuántos actos, misas y encuentros se realizarán. Porque ellos darán alguna pauta de en cuántas porciones se encuentra dividido el peronismo local. Y también habrá que estar atentos a la cantidad de los asistentes, lo que a su vez mostrará el poder de convocatoria de cada organizador. Lo que ya es seguro, antes de los conteos, es que la desorientación del peronismo jujeño es tan grave, que hasta le impide cobijarse en su conjunto debajo de uno de los símbolos más excelsos de su historia para mostrar aunque sea algo, de su gloriosa historia de movilizaciones y reivindicaciones. La debacle de las estructuras y enormes sectores de su dirigencia agotada, finalmente, siguen oscureciendo nada menos que a la Abanderada de los Humildes, la mujer símbolo que no hizo cascara con los derechos humanos ni con los pobres, sino que dio su vida por ellos. De todos modos, mañana, se cumplirán 64 años de la muerte de Eva Perón, y quizás podría servir –ya superadas las pasiones - como una jornada de docencia para explicarles a las generaciones que llegaron después, la talla de una dirigente que nos distingue en el mundo.

"Se acabó la joda"

La Justicia Federal ofrecerá esta semana y la próxima, importantes novedades y avances en las diligencias de las causas por corrupción de la era de los bolsones. De la Justicia provincial, se espera lo mismo para las próximas horas. Hay fiscales preocupados por algunas interferencias administrativas en algunos casos, y otros que por pura prudencia, se tomarán unos días –o unas horas- para presentar la continuidad de sus trabajos. Pero, como dice el refrán, lo hay deuda que no se pague, ni plazo que no se cumpla. Y si no, hay que repasar, el último fuerte dicho del presidente Macri: "Acá se acabó la joda para todo el mundo". Forzado a ser escépticos, por las experiencias vividas, todos pensamos que ojalá esta vez sí sea verdad, y que sea en serio para todo el mundo. Quizás así, las nostalgias del futuro, comiencen a convertirse, en vivencias de un presente por el que tanto estamos esperando.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...