Violeta Guevara (38) es una desesperada madre de tres hijos que denunció a su pareja por violencia de género, y pide ayuda porque teme por su vida.

"Mi esposo es artesano y tiene serios problemas con el alcohol y ayer (por el miércoles) intentó matarme delante de mis hijos", dijo a El Tribuno de Jujuy la mujer.
La mujer tiene residencia en el barrio El Chingo y dijo que los hechos de violencia fueron acentuándose desde el año 2014, cuando se animó a denunciar a su esposo por ejercer violencia sobre ella y sobre sus tres hijos que hoy tienen 12, 9 y 6 años.
La mujer le dijo a nuestro medio que no tiene "a quién recurrir", y exhibió un papel recortado de un supuesto turno de la Secretaría de Paridad de Género de la Dirección Provincia de Atención Integral a la Violencia de Género para el próximo martes 2 de agosto a las 17, ante el equipo profesional N° 3 a cargo de una profesional de apellido Solís.
"Mi marido intentó matarme ahorcándome delante de mis hijos, sigue viviendo en mi casa, le hice la denuncia y tengo que rogar llegar con vida al martes que viene para que se interioricen en el tema", dijo entre lágrimas la mujer.
Por otra parte Guevara dijo que los problemas se agudizan cada vez que su esposo se sienta a tomar alcohol con su hermano, que vive a media cuadra. "Le hice una denuncia a mi cuñado en la Seccional 1 el martes porque me dijo que me iba a matar". "Luego en horas de la noche llegó mi marido enardecido gritando e insultándome delante de mis hijos. Me dijo que iba a aparecer muerta en el río. Todo eso les dije cuando hice la denuncia en la Seccional 61 de El Chingo, pero hasta el momento no obtuve respuestas y sinceramente estoy atemorizada que este hombre me mate y mate a mis hijos", dijo la mujer.
Violeta Guevara es de nacionalidad peruana y vive en nuestro país desde hace casi 20 años. También tiene el oficio de artesana y "como mi esposo tiene problemas con el alcohol", ella es quien "se encarga de los gastos en su hogar", según manifestó.
En un momento sumamente delicado en nuestra provincia, luego de conocerse la muerte de dos mujeres supuestas víctimas de femicidio, llama poderosamente la atención que la mujer que denunció a su esposo por amenazas de muerte, teniendo en cuenta que el agresor ya posee antecedentes penales, la entidad que debería estar al tanto le dio turno para el martes que viene y la División de la Policía que funciona en la Unidad Regional N°1, no le hayan brindado la debida contención que corresponde en estos actos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...