PURMAMARCA (Corresponsal). Con gran fe y devoción la comunidad purmamarqueña honró a San Cayetano con la celebración de la santa misa en la capilla Santa Rosa de Lima y posterior procesión.
Los festejos fueron organizados por la banda de sikuris "San Cayetano" que hace más de 10 años realiza esta conmemoración.
Cada año se suman más devotos y vecinos de Purmamarca a participar de estas honras que tomaron relevancia en el pueblo gracias a la familia Tolaba y a los sikureros que conforman esa banda.
En la noche del sábado las bombas de estruendo hicieron eco en los cerros de colores para anunciar los festejos que iniciaron poco después de las 20 en la iglesia Santa Rosa de Lima con la celebración de la santa misa a cargo del padre Mario Valdivia.
La imagen del santo patrono acompañó la ceremonia donde el sacerdote llamó a la reflexión a los feligreses invitándolos a repensar a qué le dedican su tiempo y qué es prioridad en sus vidas, añadiendo además que los bienes materiales no deben ser lo primordial en nuestro paso por la tierra.
Minutos después de las 21, San Cayetano fue escoltado por los vecinos para partir hacia la procesión por las calles purmamarqueñas en torno a la plaza 9 de Julio.
Los sonidos de la banda de sikuris interrumpieron el silencio reinante y muchos salieron desde sus hogares para ver esta demostración de fe, al igual que muchos turistas se sumaron a caminar, mientras que otros no paraban de tomar fotografías para llevar consigo este grato recuerdo.
Tras el recorrido se retornó a la capilla y allí algunos vecinos con gran espíritu de compartir repartieron el tradicional pan, lo que vienen haciendo desde hace algunos años para agradecer al santo patrono.
Para culminar los presentes pudieron degustar un riquísimo picante de mondongo entre charlas amenas de familiares y amigos.
Rubén Tolaba, presidente de la banda de sikuris que lleva el nombre del patrono del pan y el trabajo comentó que la banda se formó el 23 de marzo de 1999 por iniciativa de Marcelo Tolaba, Oscar Cruz y Roberto Suárez. Actualmente cuenta con más de 30 integrantes.
"Era un día que fuimos de pesca donde decidimos formar una nueva banda y decidimos ponerle este nombre porque Roberto no tenía trabajo y él lo propuso porque tenía fe en este santo para conseguir empleo. Realizábamos los festejos sin tener una imagen hasta que el año pasado doña Rosa de Segovia nos donó el santo", expresó.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...