Por su parte, Luciana Maraglio, abogada de defensa técnica de "Mujeres por Mujeres", se sumó al críticas a los jueces al señalar que "no puede ser que el Poder Judicial se ensañe con las mujeres y sigan jugando con la libertad de una persona".
"La prisión preventiva fue impuesta de oficio por los jueces en un caso no tiene la gravedad necesaria para que se disponga una medida de esa naturaleza", agregó.
Maraglio cuestionó también la actitud asumida por los integrantes de Cámara que "filtraron la información que Belén iba a ser trasladada a tribunales, lo que generó la presencia masiva de los medios de prensa y por eso decidimos acompañarla para resguardar su intimidad y su integridad física y moral".
En marzo de 2014, Belén llegó al Hospital Avellaneda, en la capital tucumana, acompañada por su mamá, para que la revisaran por unos cólicos y según lo declarado durante el juicio desconocía que estaba embarazada.
Ese mismo día se halló un feto en uno de los inodoros del lugar y los jueces que la condenaron entendieron que ella tuvo a su hijo en el baño, y que el niño nació con vida pero que falleció por un traumatismo al ingresar al retrete.
La defensa de Belén argumenta que se trató de un aborto espontáneo y por eso solicita que la Corte modifique el fallo ya que "la Justicia no investigó a fondo el caso y se la culpó moralmente".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...