La Casa Rosada recibió ayer una nueva amenaza de bomba, la tercera de agosto y la séptima conocida desde la asunción de Mauricio Macri al frente del Poder Ejecutivo.
Por tercera vez en dos semanas, el edificio sede del Poder Ejecutivo fue foco de una advertencia telefónica, ante lo cual un grupo de efectivos de la Brigada Explosivos de la Policía Federal Argentina (PFA) inspeccionó Balcarce 50 para descartar la presencia de un artefacto explosivo.
La amenaza fue rápidamente atendida por la fuerza de seguridad porque en la Casa de Gobierno se encontraban tanto el Presidente como la Vicepresidenta, Gabriela Michetti.
Desde la asunción de Mauricio Macri al frente del Gobierno, el histórico edificio sufrió al menos siete episodios de este estilo, sin contar las amenazas dirigidas a la figura del mandatario.
El primer hecho conocido se registró el 7 de junio, cuando se produjeron tres llamados en escasos minutos con mensajes de advertencia a las autoridades.
Sin embargo, la cantidad de estos episodios aumentó en los últimos 40 días, ya que se conocieron amenazas de bomba contra la Casa Rosada los días 14 de julio, 12 y 17 de agosto.
Además de llamados telefónicos, el jefe de Estado y Balcarce 50 también fueron amenazados a través de redes sociales.
Pero la Casa de Gobierno no fue el único foco de llamados intimidatorios, ya que el departamento de Macri en Avenida del Libertad y la quinta Los Abrojos, en el partido bonaerense de San Miguel, también fueron amenazados.
El Presidente es la única víctima, debido a que Michetti y María Eugenia Vidal, recibieron en los últimos días mensajes del mismo estilo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...