La Subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales del ministerio de Desarrollo Humano formoseño, explicó a través de un comunicado que en realidad "han disminuido las muertes, y esto se debe al fuerte y comprometido trabajo que realizan los equipos de salud en toda la provincia".
La doctora Cristina Mirassou indicó en una entrevista, que "a nivel país teníamos históricamente 100 muertes anuales por aborto, lo que representaba el 30 por ciento de las muertes maternas. Pero esto bajó y en 2014 se registraron solo 43 muertes por aborto, siendo el 14 por ciento del total de 290 muertes maternas. Una mejora de más del 50 por ciento", detalló.
Aseguró que en la provincia norteña esto fue "bajando fuertemente" y explicó que "años atrás, en Formosa, teníamos unas 6 muertes producto de abortos por año, lo que representaba el 30 por ciento de las muertes maternas; mientras que en 2014 hubieron solo 2 muertes por aborto, lo que representa el 16 por ciento de las muertes maternas de ese periodo. Así puede verse que ese índice disminuyó notablemente en los últimos años".
Asimismo detalló que las mayores causas de mortalidad materna "no están relacionadas con el aborto, sino con problemáticas que generan complicaciones en la salud de las madres. Entre ellas: hipertensión, infecciones (sepsis), preclampsias" (adhesión anormal de la placenta al útero).
Acerca de las políticas públicas que posibilitaron este logro en materia de salud, Mirassou recordó que "guarda una directa relación con la implementación de los Programas de salud sexual y reproductiva, tanto a nivel provincial como nacional".
Finalmente informó que en las comunidades originarias "no se registran casos de abortos inducidos, lo que se puede atribuir a las características culturales que privilegian el respeto a la gestación, el respeto a la vida", reveló Mirassou y contó que "hemos tenido casos en comunidades originarias en los que estaba en peligro la vida de la madre y aún así fue rechazada la interrupción del embarazo".
"Una de las embarazadas originarias, por ejemplo, necesitaba seguir una tratamiento de quimioterapia y radioterapia por padecer de cáncer, pero no aceptó la interrupción de la gestación", explicó.
Sobre este caso reflexionó, "Puede resultar llamativo, pero tiene que ver con una cosmovisión relacionada con la conservación e importancia de la vida".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...