Culminó una semana muy especial en Jujuy, que quedará marcada para siempre con el nombre de la nueva Reina Nacional de los Estudiantes, la santiagueña María Cielo Pacheco, y –precisamente- su celestial sonrisa y belleza juveniles. Ella, todas las demás reinas, y los eternos y anónimos artesanos de la fiesta, los carroceros y sus obras de arte, sacaron adelante la 65 edición, que a los tropezones y con la meteorología en contra, finalmente instaló un cambio de escenario y de algunas nuevas modalidades. Como siempre, todo Jujuy se desaceleró durante estos días, y todas las actividades recién recobrarán su pulso normal a partir de hoy.

Mientras el mundo se prepara para mirar en TV los debates entre Hilaria Clinton y Donaldo Trump, que comienzan hoy mismo, lejos de USA la tregua en Siria, tal como habíamos aventurado desde estas líneas, estallo por los aires, junto con la histórica ciudad de Alepo, donde el horror de la guerra destrozó la paz y a los ciudadanos sirios. Como contrapartida, hoy también pero en la bella Cartagena de Indias, El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, firmará la paz definitiva con el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia, FARC, Rodrigo Londoño, luego de medio siglo de guerrilla y muerte. Asistirán delegaciones de todo el mundo y Raúl Castro, presidente de Cuba, país anfitrión de las trabajosas negociaciones que llegan a buen puerto. Por ellos, la primavera del hemisferio tendrá un sentido especial. En el país, en tanto, siguió su ritmo habitual, marcado por tres fuertes líneas de actualidad: la inseguridad espantosa, la economía que comenzó a mostrar alguna débil luz al final del túnel, y la política, cada vez más revuelta y difícil de comprender. Siempre hay datos sobresalientes: el presidenteMauricio Macri, volvió feliz de su primera participación en la reunión de Naciones Unidas, y tal vez esa alegría lo llevó a un exceso de optimismo, al comentar que su reunión con Theresa May, la premier británica, había sido más positiva de lo que en realidad fue, con referencia al futuro de las Islas Malvinas. Lo serio es que, nada menos que su propia canciller Susana Malcorra y el tercer hombre en la sucesión del gobierno del PRO, Federico Pinedo, salieron a cruzar al jefe desmintiendo sus expresiones. Tan rápido lo hicieron que llegaron a la opinión pública antes que un comunicado del gobierno inglés, en el que con su flemática diplomacia, bajaban el tono del entusiasmo casi al mínimo. El episodio ya fue, lo grave son esas desinteligencias que desnuda el gobierno en su seno, que demuestran que muchas otras más, seguramente, se cocinan subterráneamente, en el momento menos oportuno. Para tapar esa mala onda, rápidamente, otros temas ganaron la tapa de los diarios: La Corte Suprema de Justicia, en decisión unánime, devolvió la causa Nisman a la Justicia Federal. Después de un año y medio de marchas y contramarchas, y de furibundos operativos para desviar datos y desvanecer el tema, el juez Julián Ercolini –quien ya tiene citada a indagatoria a la expresidente Cristina Elisabet Fernández de Kirchner- deberá investigar la muerte del fiscal. Lo primero que deberá hacer, ahora, es rescatar del farragoso expediente, las declaraciones del tristemente célebre exespía Antonio Stiuso, quien aseguró al fiscal lo mataron grupos venezolano-iraníes con apoyo de grupos ultrakirchneristas, apoyados por Luis D`Elía, dirigente piquetero y por Fernando Esteche, líder del grupo Quebracho. Stiuso además, embarró otro poco al exjefe del ejército de la era K, César Milani (que en 22 días será indagado en una causa por enriquecimiento ilícito), y a la procurador general de la Nación Alejandra Gils Carbó. Al general por haber hecho seguimientos de inteligencia ilegal y a la abogada por haber sido una herramienta que CEFK usó para mantener presionado a Nisman. Las cerezas que exespía puso sobre toda la melange que batió en febrero pasado frente a la jueza Fabiana Palmaghini, fueron que: 1) a mediados del 2012, la expresidente había impartido la orden de frenar la investigación sobre Iran en el caso AMIA, y 2) que tras la muerte de Nisman la orden presidencial a Carlos Zannini, Secretario Legal y Técnico de la presidencia y Aníbal Fernández, jefe de gabinete, fue cubrir el supuesto asesinato con la teoría de un suicidio. Es todo tan grave, y sin embargo cayó apenas como un capítulo más de esa espantosa novela que durante todo el año hizo tantos aportes al escándalo nacional, que ya casi se naturalizó y no ocasiona en la sociedad los efectos sorpresa ni los imaginables rechazos en masa que quizás generaría en cualquier otro país. Siguiendo con noticias que ya no son, o en todo caso son malas nuevas para lo exfuncionarios y amigos del poder, indagarán a Oscar Parrilli, exjefe de espías K, por la supuesta protección a Ibar Pérez Corradi, supuesto autor del triple crimen; a Lázaro Báez le confirmaron los embargos y la inhibición a sus bienes y le rechazaron el pedido de arresto domiciliario. La primavera del cono sur, como se ve, sigue inestable y tensa. La política tiene novedades de más peso.


Paro y/o diálogo

La CGT en vías de unificación, ya decidió realizar un paro por 24 horas el mes que viene. Aún no tiene fecha, pero seguramente se conocerá después que el triunvirato conductor (Acuña, Schmid y Daher) de reúna el jueves con el Ministro Prat Gay. No habrá movilización, se anunció, justo cuando la Iglesia, en notable aparición, pidió a los dirigentes gremiales extremar el diálogo, (léase: eviten confrontar). El gobierno realiza esfuerzos para evitar la huelga, y aseguran que tiene una carta en la manga que la jugara el jueves. Pero al mismo tiempo, comenzó a ponerse en un lugar elevado, desde el que mira la realidad como algo ajeno. El jefe de gabinete Marcos Peña reunió a todos los voceros del gobierno –con una tónica que casi todos los gobiernos provinciales afines al macrismo imitan, algunos con muy malos resultados- y mostró la misma clara contradicción de todos: por un lado en el afán por fortalecer los ánimos dijo que los "temas que trata la prensa no son los temas de la gente", como decían los K, y se victimizó como incomprendido al señalar que "todos subestiman nuestro estilo, nos creen naifs o ingenuos". Pero al mismo tiempo recomendó "charlar con los periodistas, (no dijo "los medios"), armar un ida y vuelta, un diálogo humano sin buscar pelea". Después de alguna experiencia se puede afirmar que efectivamente el "estilo" o es efectivamente naif o ingenuo, o bien, está peligrosamente impregnado de la espantosa soberbia de los que desprecian opiniones diferentes, o no se dejan ayudar. Ya lo vivimos, y es sumamente peligroso.


Desorientación política

En Jujuy se siguen con atención, pero sin muchas definiciones claras aún, los movimientos de la dirigencia nacional. Quizás la primavera acelere los nuevos brotes que florezcan recién en diciembre. El radicalismo, cada vez más convidado de piedra del gobierno nacional, al que le entregó su poderosa estructura territorial, tiene en nuestra Provincia una situación especial. GM es hoy un niño mimado –entre agradecido y trampeado- dentro del macrismo, que se había opuesto con dureza inusitada hasta la convención de Gualeguaychú, donde Ernesto Sanz impuso la idea de rendir las naves al PRO. El giro de GM muestra a favor de él una evolución notable y un desapego a estructuras tradicionales, pero no son pocos los radicales que mirando al 2017, se preguntan cómo se armarán los cuadros para el combate electoral. Un proyecto habla de listas conjuntas de Cambia Jujuy para cuidar y fortalecer la "buena onda" con el gobierno macrista. Pero el riesgo de desdibujar su identidad a manos de un partido sin historia y con líneas argumentales no siempre compartidas, espanta a los que se sienten herederos y custodios de una doctrina más que centenaria. Por su parte, los socios peronistas renovadores recuerdan que el massismo ganó en Jujuy las elecciones presidenciales y no están tan dispuestos a dejarse fagocitar por los oficialismos nacional y provincial. En todos comienzan a cundir las alarmas: ven cómo semana a semana altísimos funcionarios y operadores macristas desembarcan en Jujuy con sus petates llenos de regalos, promesas, convenios, dinero, planes y anuncios, de tal forma que es muy difícil verlos llegar a otras provincias, mientras los popes radicales han dejado de venir. El líder renovador, Sergio Massa, desde aquel día que suspendió una visita a Jujuy por razones de "oportunidad y estrategia", no volvió a aparecer por la provincia que le entregó un triunfo electoral sorpresivo y delicioso para sus aspiraciones. Está tejiendo urdimbres políticas que no siempre parecen concordar con el pensamiento que expresa en Jujuy el oficialismo peronista local. Quizás en lo único que mantienen una fortísima comunión, es en el rechazo visceral a todo lo que tendrá olor o color a kirchernismo, a "todos los que traen sus mochilas llenas de causas judiciales" suelen decir. Y con eso, les guste o no, podrán seguir explotando su pretendida pulcritud política, pero estarán despreciando un caudal electoral que siempre será útil. "Hasta el pelo más delgado, hace su sombra en el suelo" enseñaba Martín Fierro. Si todo en el PJ se encarrila en internas civilizadas, por duras que sean, será mejor que un canibalismo encarnizado, que dejaría bajas por todos lados. Frente a este panorama, comenzó a agitarse nuevamente la necesidad de una reforma constitucional y electoral que le permita a Jujuy alcanzar a otras provincias y al estado nacional, dentro de los parámetros de modernidad que se preparan. El diputado Alberto Matuk relanzó las ideas. No son nuevas, pero sí necesarias. La carta magna reformada es obsoleta, y los mecanismos electorales siguen de espaldas a la tecnología y a las exigencias de la sociedad. Se debe ser honesto en reconocer que fueron Eduardo Fellner y Guillermo Jenefes quienes hace más de dos años lanzaron estas propuestas, y se debe admitir también que después de la propuesta nunca las impusieron en una agenda de realizaciones. Entonces a los radicales les parecían buenas, pero no oportunas. ¿Qué pensarán hoy, que son gobierno, y podrían ir en coche hacia su aprobación? Porque más que nunca es imprescindible dar rango constitucional a la lucha contra la corrupción, fortalecer la justicia con un Consejo de la Magistratura, más allá de los concursos para ingresar al Poder Judicial, o tal por eso mismo, hay que generar estabilidad institucional en las intendencias y categorizar las formas y el fondo del Tribunal de Cuentas y otros organismos de control, por citar sólo algunos puntos. Pero después de lo que dijo Matuk, sólo se escuchó el silencio. Jujuy necesita debatir este tema con grandeza y con urgencia, lo mismo que la reforma electoral, el número de legisladores, los pisos restrictivos y los mecanismos de voto electrónico disponibles. Ojalá puedan. Y quieran.


Las causas locales

Mientras en Jujuy las noticias más fuertes del comienzo de la Primavera informaron la detención de Graciela López, una lugarteniente de Milagro Amalia Ángela Sala de Noro, por aquella causa de supuesta extorsión y fraude a la administración pública, solicitada por el fiscal Alejandro Bosatti y ordenada por juez Isidoro Cruz. Para la Tupac, fue "una revancha de Gerardo Morales", luego de la audiencia que el Ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano concedió a dirigentes que pidieron la Libertad de Sala. Y siempre rodeando la situación de la jefa tupaquera, el fiscal de la Oficina Anticorrupción Joaquín Millón Quintana aumentó pruebas y reiteró el pedido de imputación para el hombre de los bolsones, José López, como coautor del fraude en la causa que compromete a la señora Sala, según la cual, en Jujuy quedaron 1500 viviendas sin construir y más de 400 construidas a medias. Lo curioso fue la aparición de una agrupación autodenominada "victimas de Milagro Sala" que buscará hacerse escuchar en todos los foros donde se defiende a la diputada electa del Parlasur. En otros ámbitos, dos exfuncionarios de la intendencia de San Pedro están imputados por faltante de dineros públicos, mientras otros dos de Valle Grande, permanecen detenidos por iguales delitos. "Ahora irán por Julito" se comentaba en pasillos de los tribunales de San Pedro y buscarán quitar los fueros del intendente vallegrandino. Todo el fárrago de las demás causas en curso, igual que toda la Provincia, tuvo un pequeño respiro primaveral que esta semana quedará atrás rápidamente.

Comieron perdices

Con la flamante primavera, Salta fue noticia de nuevo. Tuvo el aluvión de prensa nacional que los jujeños soñábamos para la FNE. Pero a la política y la farándula juntas es difícil competirles con una flor y una canción. El gobernador Juan Manuel Urtubey y la hermosísima actriz y modelo Isabel Macedo se casaron y concentraron detrás del novio las candilejas del espectáculo y detrás de la novia, los flashes del poder. Isabel y Juan fueron generosos y medidos. Asistió la vicepresidente Gabriela Michetti, senadores, funcionarios y diputados, banqueros y artistas. Sorprendió la llegada del senador y exgobernador Juan Carlos Romero, un duro adversario político, con quien los brindis y la cordialidad generaron gratos comentaron. También estuvieron invitados el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el exgobernador Eduardo Alfredo Fellner, casi como para dejar en evidencia qué diferente forma de convivir existe a 100 kilómetros de distancia apenas. Comieron algo más que simples perdices y el excelente vino salteño regó las mesas donde se brindó por la feliz pareja, y por el futuro, cada quien, obviamente, mirándolo a través de su propio cristal.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...