¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
23 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Cornejo pide un jury de enjuiciamiento para fiscal

Viernes, 30 de septiembre de 2016 01:30
<div>GOBERNADOR ALFREDO CORNEJO PIDE JURY DE ENJUICIAMIENTO PARA EL FISCAL</div><div>

El gobernador mendocino Alfredo Cornejo pedirá un Jury de Enjuiciamiento por "mal desempeño" para un fiscal que no actuó como debía cuando la joven Ayelén Arroyo denunció por abuso sexual a su padre, quien ayer quedó detenido en Luján de Cuyo acusado de haberla asesinado a puñaladas.

"El fiscal no ha obrado de la manera en que debería hacerlo y concebimos que hay mal desempeño tras la denuncia presentada el 14 de setiembre en la fiscalía", dijo a la prensa el ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo de Mendoza, Dalmiro Garay, en referencia a la actuación del instructor judicial Fabricio Sidoti.
Garay dijo que por una solicitud expresa del gobernador Cornejo, junto al subsecretario de Justicia y Relaciones Institucionales, Marcelo D''Agostino, y a legisladores de distintos partidos políticos de ambas cámaras pedirán que se realice un Jury a Sidoti.

"El fiscal no imputó y realizó una declaración informativa que no correspondía porque estaba claro el hecho y el autor. Además determinó una pericia solamente para la víctima y no para el autor, no cumpliendo con lo que establece el código procesal penal", explicó D''Agostino.

Es que Sidoti fue quien dos semanas antes de que Ayelén fuese asesinada recibió de la joven la denuncia contra su padre, Roque Arroyo (54), actualmente detenido como autor del crimen de ella.
La fiscal Claudia Ríos acusó a Arroyo no sólo del "homicidio agravado por el vínculo, femicidio" de su hija y de "desobediencia", dado que tenía una orden de alejamiento que no cumplió, sino que también le imputó el "abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa agravado por el vínculo", por la denuncia previa de la víctima, precisó D''Agostino.

Por su parte, el titular de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), Jorge Luraschi, indicó que el sospechoso "había intentado abusar también de su nieta de un año", hija de la víctima, y que Ayelén lo "habría encontrado manoseando a la criatura, lo que habría generado las primeras denuncias".

En ese sentido, el ministro Garay dijo que el Organismo Administrativo Local -encargado de aplicar la ley nacional de protección de niños, niñas y adolescentes- "realizó las acciones correctas, la convenció (a Ayelén) y la acompañó a realizar la denuncia ante la fiscalía e interpuso el pedido de exclusión de hogar", medida que Arroyo no cumplió.
"En el expediente judicial vemos la declaración desgarradora de Ayelén, la ratificación de los hechos realizada por su hermano y la declaración espontánea del personal de la OAL" pero "lamentablemente, ante un delito tan grave, no se imputó al padre de la joven sino que se lo dejó en libertad, fijando el domicilio a unas cuadras", indicó Garay.

Es más, según el ministro, los peritajes psicológicos que no se le hicieron al acusado pero sí a la víctima "ratifica que su relato era creíble".

En tanto, la coordinadora de la Procuración mendocina, Teresa Day explicó que ante esta situación se "ha iniciado un expediente administrativo a los fines de verificar si en el expediente penal (por la denuncia de abuso) se tomaron las medidas legales correspondientes".

El crimen de Ayelén ocurrió, en una humilde vivienda situada en la manzana C, casa 36, del barrio Las Rosas, de Ugarteche, a unos 20 kilómetros de la capital provincial, donde los vecinos dieron aviso al 911 luego de que escucharan una fuerte discusión en la casa.

Tras esa denuncia, la joven fue encontrada asesinada de varias puñaladas en la zona izquierda del pecho y golpes en la cabeza, rostro y boca.

A raíz del crimen y posterior detención de Arroyo, tanto la pequeña hija de la víctima como un hermano de 10 años de Ayelén que vivían con ella fueron trasladados a la vivienda de la abuela paterna de la beba.
"Por una medida de excepción tomada por el OAL han sido dados a la abuela paterna tanto la bebita, como el hermanito de Ayelén, a pesar de que el varón no es familiar directo. Ambos se encuentran bien alimentados, bien cuidados", informaron voceros del ministerio de Desarrollo Social.
El de Ayelén se trató del tercer femicidio cometido esta semana en Mendoza ya que el lunes fue encontrada Janet Zapatra (29) en Lavalle y el martes el de Julieta González (21) en Cacheuta.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El gobernador mendocino Alfredo Cornejo pedirá un Jury de Enjuiciamiento por "mal desempeño" para un fiscal que no actuó como debía cuando la joven Ayelén Arroyo denunció por abuso sexual a su padre, quien ayer quedó detenido en Luján de Cuyo acusado de haberla asesinado a puñaladas.

"El fiscal no ha obrado de la manera en que debería hacerlo y concebimos que hay mal desempeño tras la denuncia presentada el 14 de setiembre en la fiscalía", dijo a la prensa el ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo de Mendoza, Dalmiro Garay, en referencia a la actuación del instructor judicial Fabricio Sidoti.
Garay dijo que por una solicitud expresa del gobernador Cornejo, junto al subsecretario de Justicia y Relaciones Institucionales, Marcelo D''Agostino, y a legisladores de distintos partidos políticos de ambas cámaras pedirán que se realice un Jury a Sidoti.

"El fiscal no imputó y realizó una declaración informativa que no correspondía porque estaba claro el hecho y el autor. Además determinó una pericia solamente para la víctima y no para el autor, no cumpliendo con lo que establece el código procesal penal", explicó D''Agostino.

Es que Sidoti fue quien dos semanas antes de que Ayelén fuese asesinada recibió de la joven la denuncia contra su padre, Roque Arroyo (54), actualmente detenido como autor del crimen de ella.
La fiscal Claudia Ríos acusó a Arroyo no sólo del "homicidio agravado por el vínculo, femicidio" de su hija y de "desobediencia", dado que tenía una orden de alejamiento que no cumplió, sino que también le imputó el "abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa agravado por el vínculo", por la denuncia previa de la víctima, precisó D''Agostino.

Por su parte, el titular de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), Jorge Luraschi, indicó que el sospechoso "había intentado abusar también de su nieta de un año", hija de la víctima, y que Ayelén lo "habría encontrado manoseando a la criatura, lo que habría generado las primeras denuncias".

En ese sentido, el ministro Garay dijo que el Organismo Administrativo Local -encargado de aplicar la ley nacional de protección de niños, niñas y adolescentes- "realizó las acciones correctas, la convenció (a Ayelén) y la acompañó a realizar la denuncia ante la fiscalía e interpuso el pedido de exclusión de hogar", medida que Arroyo no cumplió.
"En el expediente judicial vemos la declaración desgarradora de Ayelén, la ratificación de los hechos realizada por su hermano y la declaración espontánea del personal de la OAL" pero "lamentablemente, ante un delito tan grave, no se imputó al padre de la joven sino que se lo dejó en libertad, fijando el domicilio a unas cuadras", indicó Garay.

Es más, según el ministro, los peritajes psicológicos que no se le hicieron al acusado pero sí a la víctima "ratifica que su relato era creíble".

En tanto, la coordinadora de la Procuración mendocina, Teresa Day explicó que ante esta situación se "ha iniciado un expediente administrativo a los fines de verificar si en el expediente penal (por la denuncia de abuso) se tomaron las medidas legales correspondientes".

El crimen de Ayelén ocurrió, en una humilde vivienda situada en la manzana C, casa 36, del barrio Las Rosas, de Ugarteche, a unos 20 kilómetros de la capital provincial, donde los vecinos dieron aviso al 911 luego de que escucharan una fuerte discusión en la casa.

Tras esa denuncia, la joven fue encontrada asesinada de varias puñaladas en la zona izquierda del pecho y golpes en la cabeza, rostro y boca.

A raíz del crimen y posterior detención de Arroyo, tanto la pequeña hija de la víctima como un hermano de 10 años de Ayelén que vivían con ella fueron trasladados a la vivienda de la abuela paterna de la beba.
"Por una medida de excepción tomada por el OAL han sido dados a la abuela paterna tanto la bebita, como el hermanito de Ayelén, a pesar de que el varón no es familiar directo. Ambos se encuentran bien alimentados, bien cuidados", informaron voceros del ministerio de Desarrollo Social.
El de Ayelén se trató del tercer femicidio cometido esta semana en Mendoza ya que el lunes fue encontrada Janet Zapatra (29) en Lavalle y el martes el de Julieta González (21) en Cacheuta.

Temas de la nota