En el Hospital Materno Infantil se atienden casos de niños que llegan con una sospecha de enfermedad oncológica y tras diagnosticar se determina el tratamiento multidisciplinario que se le sigue. Aclaran que no aumentaron los casos y que anualmente se registran cerca de 30 casos nuevos, cuyo origen es multicausal, por lo que buscan crear conciencia sobre el diagnóstico oportuno.
“Dentro de los tumores, en el caso de la provincia de Jujuy siempre se espera que al año haya entre 25 a 30 casos nuevos por año”, precisó en ese sentido Luz Cosentini, médica hemato-oncóloga del área homónima del Hospital de Niños. “Siempre existe una pequeña fluctuación año a año, pero no se ha visto desde el 2000 que haya habido tanto aumento. Años atrás no se registraban acá porque eran derivados y los registros se perdían, pero no es que no hayan habido casos”, aclaró junto a Elena Majek, hematóloga y jefa de la Unidad de Onco-hematología quien destacó que para la contención y atención integral el hospital es referencia.
Desde el 2000 existe el Registro Onco Hematológico Argentino (Roha) que toma todos los pacientes con cáncer y tumores del sistema nervioso, que se da en menores de 19 años, y se toman los datos de centros públicos y privados, al que aporta el Hospital Materno Infantil.
Cosentini precisó que en 2015 en Jujuy se registraron 33 nuevos casos, que estaban dentro de lo esperado para el año, y en lo que va del 2016 se registraron sólo 15 nuevos casos.
Por otro lado precisó que no se puede decir que haya más casos en la zona denominada Ramal, como lo informara recientemente una fundación, por lo que explicó que al ser una de las zonas más pobladas, se espera que haya más casos proporcionalmente a la población. Además, algunos de los casos llegan del sur de Bolivia, debido a las dificultades de acceso a la salud en el vecino país, y se desconoce su registro de pacientes
Por otro lado también aclararon que no se puede determinar el origen de los distintos tipos de la enfermedad en los pequeños. Aclaró que se trata de factores biológicos, genéticos más allá de los ambientales a los que puedan estar expuestos.
“Siempre está la cuestión de los agroquímicos, pero en realidad hay múltiples factores incluso no se puede llegar a determinar por qué una persona se enferma. Dentro de la misma familia que vive en la misma vivienda que están expuestos a los mismos factores, sólo una llega a desarrollarla”, explicó Cosentini.
Sucede que el Hospital Materno Infantil es un centro de referencia provincial donde se reciben todos los casos de la provincia y de Bolivia. El equipo de la Unidad de onco-hematología es multidisciplinario y asiste integralmente a pacientes desde el aspecto clínico, oncohematólogos, psicólogos y asistentes sociales.
Se les provee además de todos los medicamentos, y durante la internación también de barbijos, pañales y todo lo necesario. No obstante, aseguró que hay mucho por hacer en torno a las necesidades básicas insatisfechas de las familias de las que provienen los pacientes, previo a la enfermedad.
En ese sentido, destacó la importancia de la labor de las fundaciones para las personas que pasan por un momento difícil, sin embargo aclaró que se espera que recaben información certera donde se tratan los pacientes y releven sobre sus necesidades. Es que entiende que es importante lo que sucede al niño luego de salir de la internación, donde deja de recibir cuidados de las infecciones, buena nutrición e higiene personal, y deben tener acceso a lo mismo en el hogar de sus padres. “Es muy importante reforzar eso”, precisó.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...