Luego de la extracción de árboles exóticos en el Parque de Yala, y del revuelo que causó en el Gobierno de la Provincia, la ministra de Ambiente confirmó ayer el apartamiento de cinco funcionarios del área y anunció la entrega de actuaciones por el hecho en la Fiscalía de Estado y en la Oficina Anticorrupción. Además informó que la madera extraída está valuada en ciento cincuenta mil pesos y que la intención es que los recursos vuelvan a la localidad.
Los datos fueron proporcionados ayer mediante conferencia de prensa por la ministra María Inés Zigarán y funcionarios de la cartera. La titular de Ambiente detalló que luego de realizarse las investigaciones pertinentes, los informes determinaron que no se llevaron adelante las acciones administrativas y técnicas correspondientes para intervenir en el Parque Provincial Potrero de Yala, creado por decreto, ratificado por ley y núcleo de la reserva de Biosfera de las Yungas, con diversas categorías de protección.
Sobre datos técnicos, Zigarán indicó que los pinos son especies exóticas cultivadas con fines de investigación. Además los árboles no fueron talados sino extraídos para ser destinados a la explotación comercial.
"Cerré la investigación con una serie de medidas puestas en conocimiento del gobernador, y la primer medida es remitir copia de lo actuado a Fiscalía de Estado y Oficina Anticorrupción, para que eventualmente analicen las responsabilidades que pudieron haber, de otro tipo, y se remitan actuaciones a donde corresponde, a la Justicia o al Ministerio Público de la Acusación", dijo Zigarán sobre el accionar de quienes autorizaron la extracción.
Además desde el ministerio se realizaron sumarios administrativos hacia los agentes involucrados y se ordenó al área de Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial llevar adelante un plan de reparación del área y reforestación. Del mismo modo se realizará una reunión este fin de semana con la comisión municipal de Yala y todos los actores locales de la comuna para involucrarlos en un proceso de reparación.
La funcionaria confirmó que por el hecho renunciaron el secretario de Biodiversidad de la provincia, Lucio Giménez; el director de Áreas Protegidas, Alfredo Lozano, y Claudia Ancasi, directora de Recursos Genéticos y Biodiversidad. Además se iniciaron las actuaciones sumariales a dos técnicos más que habrían intervenido en la autorización.
"Lo que sucedió nos sirve para ratificar la decisión de tener una Provincia Verde y las bases que sostienen este proyecto de Gobierno, que tiene como uno de sus ejes el cumplimiento de la ley, el apego irrestricto a las normas del Estado de Derecho, bregar por la ética pública y la lucha contra la corrupción", concluyó Zigarán.
La madera volverá a Yala
Según se desprende de la investigación, se procedió a la tala de alrededor de 90 árboles correspondientes a la especie exótica conocida como pino, todos de un diámetro promedio de 30 centímetros, y de entre 20 a 30 años de vida.
La madera extraída equivale a los 150 mil pesos según los expedientes, y actualmente se encuentra en un aserradero de Río Blanco. El mismo propietario reveló que las transacciones comenzaron en el mes de marzo, aunque el Ministerio de Ambiente lo desconocía.
En un primer intento, la vocación fue que la madera que intentó comercializarse vuelva como leña para Yala, pero por sus características no puede ser utilizadas para tal fin, sino que puede ser usado para la fabricación de muebles.
En este sentido se dispondrá que los muebles vuelvan a Yala como parte de la reparación, además de la reforestación en el terreno.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...