Miles de bomberos luchaban contra numerosos fuegos en España y Portugal que afectan localidades y parques naturales, esperando con impaciencia una caída de las temperaturas que les facilite la tarea.
En España, los bomberos luchaban contra una serie de incendios en Galicia (noroeste) en plena ola de calor en todo el país, insólita para un mes de septiembre.
Desde el lunes, cinco focos declarados han afectado en la región un total de más de 3.300 hectáreas, acotadas por los bomberos para terminar con las llamas, indicó la administración regional.
El municipio de Oímbra, limítrofe con Portugal, está en alerta por la proximidad del fuego con dos localidades. Las llamas afectaron 1.500 hectáreas desde el martes, indicó el gobierno regional gallego.
"Estamos teniendo un mes de septiembre con mucho calor, por lo tanto el riesgo de incendios o el riesgo de tener más difícil la extinción de los incendios permanece", indicó la ministra española de Agricultura, Isabel García Tejerina.
En el vecino Portugal, más de 3 mil bomberos tratan de domeñar unos 90 focos, que redujeron a cenizas miles de hectáreas de bosque.
Un incendio especialmente devastador golpeó el Parque Nacional de Peneda Gerˆs, en el norte de Portugal, donde dos aldeas cercadas por el fuego, Paradela y Varzea, fueron temporalmente evacuadas por la noche, mientras que algunos habitantes no dudaron en echar una mano a los bomberos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...