Se firmaron ayer dos convenios dentro del ambicioso proyecto del corredor turístico ferroviario que en el futuro uniría Jujuy y Perú, pero que en el inicio abarcará 30 km de la Quebrada de Humahuaca. Tramo por el cual el Ministerio de Turismo de la Nación ya comprometió 10 millones de pesos para una primera etapa y se estima que la obra final brindará mano de obra especializada a cerca de 3 mil trabajadores.
Los convenios se enmarcan en el "Concurso provincial de anteproyectos para la remodelación, refacción y/o refuncionalización de ocho estaciones ferroviarias de la Quebrada de Humahuaca", y los acuerdos son entre el Gobierno provincial con el Colegio de Ingenieros, para realizar tareas de relevamiento de los cuadros de estación entre otras tareas, y otro entre el Gobierno provincial con el Colegio de Arquitectos, que tendrán a su cargo los proyectos de cada una de las ocho estaciones ferroviarias: Volcán, Tumbaya, Purmamarca, Maimará, Tilcara, Huacalera, Uquía y Humahuaca.
Rubricaron los acuerdos Carlos Rodríguez, titular de la Unidad Ejecutora Provincial "Tren Jujuy a La Quiaca"; Marcelo Helou, presidente del Colegio de Ingenieros; Pablo Fórbice, titular del Colegio de Arquitectos; y Cynthia González, referente de la Fundación Incotedes, y Pablo Coronel.
Luego de la firma, Rodríguez detalló que el inicio de los trabajos comenzarán entre marzo o abril del 2017, dependiendo de cómo estén terminados los proyectos, liberada la traza, y que tengan parte de los materiales que ya se tramitan, para tenerlos disponibles en el inicio de la obra.
Apuntó que estos convenios apuntan a ese inicio de obra, de tal manera que "el firmado con los ingenieros, que es inicial al de los arquitectos, tiene un mes de tiempo a partir de esta firma, y el de los arquitectos hasta terminar el anteproyecto, es decir los planos de cada una de las ocho estaciones tienen ciento cincuenta días. A partir de allí, la Provincia, con el proyecto o anteproyecto definitivo según la modalidad que tome, licitará las ocho estaciones, para lo cual ya hay fondeados 10 millones de pesos".
Cabe apuntar que por esta suma, el miércoles último el gobernador Gerardo Morales firmó un convenio de asistencia financiera con el Ministerio de Turismo de la Nación, en el que este comprometió para este primer tramo 10 millones de pesos para la construcción básicamente de estaciones. "Por lo tanto -dijo- estos convenios comenzaron ayer y terminan en un mes, en tres o cuatro meses según sus distintas etapas y a la vez se irán haciendo otros proyectos complementarios relacionados a las vías, terraplenes, defensas, durmientes, rieles, los pasos a nivel y señalética, que es la señalización de los distintos tramos".
En ese sentido destacó que es instrucción del gobernador empezarla con los proyectos de ingeniería y arquitectura terminados, para que se hagan bien y de una sola vez, lo que da sentido a esta complementación y colaboración con los colegios profesionales de Jujuy. Paralelo a ésto, el funcionario indicó que el gobernador está trabajando con todo lo relacionado al material tractivo y rodante, es decir, las locomotoras y vagones, por lo que está requiriendo asistencia de especialistas para saber de los trabajos que requieren tiempo, estimando que se deberán ir encargando para que cuando se terminen las vías y las estaciones el año próximo ya se los tenga.

La capacitación de 3 mil trabajadores
Hace 23 años que cerró el ferrocarril en la provincia, y se necesitará mano de obra especializada y capacitada para reactivarlo, ya que los que sabían de ferrocarril en Jujuy algunos ya no están, otros están jubilados y la mayoría no está capacitado para esa labor, habiendo una gran carencia de profesionales, técnicos y obreros que tengan conocimiento en el tema.
En ese sentido, Rodríguez aseguró que en ello trabajará el Colegio de Ingenieros para capacitar a los recursos humanos. Se estima que por lo menos para los 90 km proyectados en esta primera etapa, deberían trabajar unas 3 mil personas. Adelantó que la idea del gobernador, sin crear expectativas erróneas, "es buscar la gente que esté en condiciones de trabajar, capacitarla, prepararla y tenerla lista para cuando se inicie la obra en marzo o abril del 2017, pero en un número muy grande, 2 mil o 3 mil personas, según los tramos".
Estado de estructuras y el valor de lo patrimonial
Sobre la tarea de relevamiento que hará el Colegio de Ingenieros, Helou dijo que "se conoce que muchas de las estructuras se perdieron, hay que ver en qué estado están los edificios en general, y en qué medida necesitan intervenciones desde el punto de vista estructural. Ese relevamiento con el que hoy no se cuenta, es un punto de partida inicial para que a través del proyecto se pueda desarrollar una solución".
A su turno, Fórbice indicó que el rol del Colegio de Arquitectos a desarrollar es justamente tomar las estaciones y sus entornos, destacando que hay una gran preocupación en las comunidades "en cuanto al tratamiento patrimonial, valor intangible que tienen hoy y que hay que tratar con mucho respeto".
En ese sentido, el arquitecto puntualizó que este es un proyecto muy complejo, y tiene la particular situación de que al desarrollarse la vía ferroviaria en paralelo a la ruta, la intervención comenzará a operar con sus beneficios tal vez antes que el mismo ferrocarril.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Tenés decidido a que candidato o frente electoral vas a votar en las elecciones provinciales del 9 de junio?

Si
No
Necesito conocer sus propuestas
Hasta el momento no me convence ninguno
ver resultados

Importante ahora

cargando...