Un hombre invadió una fiesta familiar de fin de año cerca de San Pablo para matar a 12 personas, entre ellas su exesposa, su hijo y varios parientes, antes de quitarse la vida, informó la policía este domingo. El crimen ocurrió poco antes de la medianoche en un barrio de la zona norte de la ciudad de Campinas, a 100 km de Sao Paulo. Las 12 personas asesinadas eran de la misma familia y festejaban el Año Nuevo en su casa cuando fueron sorprendidas a balazos por el atacante. "El autor de los disparos, Sidnei Ramis de Araujo, de 46 años, se mató. Su exmujer, de 41, y su hijo de 8 están entre las víctimas fatales", confirmó a la AFP un funcionario de la Secretaría de Seguridad del Estado de Sao Paulo. Araujo llegó al lugar en un automóvil y entró a la casa saltando un muro, cargando consigo una pistola calibre 9 milímetros, algunas municiones, una navaja y "diez artefactos aparentemente explosivos", según consta en la denuncia policial. Entre los familiares que participaban de la celebración, otros tres resultaron heridos y cuatro no fueron alcanzados por los disparos. "Un testigo dijo que al principio pensó que se trataba de fuegos artificiales, pero percibió que algo malo estaba pasando cuando vio a un tío caer al suelo. Corrió para el baño y desde allí llamó a la policía", añade el reporte.

Mensaje de disculpa
Además del automóvil, fueron confiscados un celular y un grabador de audio en poder del atacante, informó la policía. El portal de noticias G1 publicó que hallaron una grabación en la que Araujo se disculpa "por algo que iba a suceder", sin mencionar específicamente lo que ocurrió después, y profiere frases de "indignación" contra su exmujer y su hijo. La policía no confirmó estas informaciones. El presidente de Brasil, Michel Temer, lamentó "profundamente" lo ocurrido y manifestó en Twitter su pesar a las familias. "Que 2017 sea un año de mayor paz", expresó el mandatario.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...