La Coordinación de Diversidad e Inclusión Cultural de la Secretaría de Cultura de la provincia, a cargo de Efraín Quinteros y Walter Zapana, realizó un balance del trabajo realizado durante el año 2016 y anunció algunos proyectos sobre los que se avanzará en el año que estamos comenzando.
Cabe mencionar que la coordinación depende de la Dirección Provincial de Derechos Culturales, y que el objetivo que se planteó desde el equipo de trabajo fue el de "insertarse en el interior con nuestros programas, para que participen las comunidades de artistas y artesanos, que se sientan incluidas en la capital. Ellos quieren ser partícipes y mostrar su cultura en la urbe, mostrar sus artesanías, cantos, y distintos expresiones en todas partes", comentó Zapana en conversación con nuestro diario. "De la mano de la coordinación y con una serie de programas y proyectos que se llevan adelante fuimos haciéndolo posible", continuó.
El equipo de la coordinación se completa con Mónica González y Angélica Acho.
Efraín Quinteros es actor y director teatral, Walter Zapana es músico integrante del reconocido grupo Coroico. Ambos vienen de trabajar en el arte, y tienen la experiencia de las necesidades que tiene el artista a la hora de desarrollar, mostrar y exponer sus creaciones. Eso les da otra mirada dentro de la función pública, que favorece la gestión.
"Esta coordinación es una oportunidad que nos da el gobierno de desarrollar una política de integración cultural, en la que por fin podemos dejar ser ajenos a la problemática de cada uno de s artistas de la provincia. Nos tocó la hermosa tarea de integrar las cuatro regiones de la provincia, Puna, Quebrada, Valles y Yungas, y armar los Núcleos de Integración Cultural (Nic) donde los artesanos, músicos y otros artistas que están en estas regiones puedan hacer conocer sus productos y sus obras en ferias, fiestas patronales y festivales de toda la provincia. Nosotros ponemos esa herramienta al alcance de ellos", explicó Quinteros.
Poniendo en números los logros de este año de gestión, cabe decir que de las actividades programadas de los Nic que contaron con la colaboración de la coordinación, participaron en total 1.151 artistas, y se contabilizaron en las distintas acciones, 41.210 personas que participaron como público.
Los coordinadores explicaron que durante los primeros meses del 2016 se abocaron a realizar un reconocimiento del campo a trabajar, que consistió en un recorrido por las cuatro regiones, para conocer la realidad de nuestros hacedores y en conjunto llevar adelante la gestión. En muchas oportunidades los viajes se realizaron en conjunto con la Dirección de Patrimonio.
También se propusieron "reconocer y revalorizar lo nuestro, porque notamos que hay una generación de entre 12 y 20 años, que está perdiéndose un montón de costumbres, rituales, música", comenta Quinteros, por eso otra de las acciones fue la realización de talleres de instrumentos, de construcción de instrumentos, de tejido, etc. en distintos puntos de Jujuy. "Nosotros desde estos talleres queremos reflotar costumbre en relación a las doctrinas desde lo más popular como el recitado costumbrista, las anateadas, cajeadas, etc. "Es difícil encontrar chicos de esa edad que lo hagan", expresó.
Cultura de la fe
En este sentido, Zapana, comentó que una de las actividades más importante concretadas fue la llamada "Plegaria a la Puna", que tiene que ver con la revalorización del canto de las doctrinas que se hacen en Yavi para Semana Santa. "Lo que hicimos fue visitar a las escuelas de las cercanías de Yavi, antes de Semana Santa, conversamos con las maestras orque son ellas las que van caminando con sus alumnos hasta la iglesia de Yavi, interpretando cantos que vienen desde los jesuitas, costyumbre que se transmirtió de generación en generación. Cantan durante las 24 horas del día en que se recuerda la muerte de Cristo, y entran de rodillas a la iglesia", explica.
"De esta costumbre son conocidas 'las lloronas' -continúa Quinteros- "que son niñas de 12 a 16 años que cumplen su promesa, ellas van llevando el Cristo por los distintos calvarios y la verdad que pone la piel de gallina el vivir esta experiencia llena de fe".
"Esta actividad nos llamó la atención a partir de que nos preguntamos cómo revalorizar la cultura de la fe, pensando en qué más se podía mostrar además de las ermitas de Tilcara", comentó.
Zapana opina que la mejor forma de integrar a esa generación que no está cercana a sus costumbres para que no se pierda, es dándole participación, "que lo vivan en carne propia", dice.
Por esta razón se crearon los Nic, para trabajar en conjunto con cada comunidad. "Dentro del plan de Gobierno, nos tocó esta tarea, la de poner en funcionamiento los Nic. Nos pusimos a estudiar y caminar la provincia para escuchar las necesidades de la gente, tal es así que últimamente hicimos alianza con comunidades aborígenes de las Yungas porque entienden que siempre se muestra más la Quebrada que la cultura de ellos. Así que nos pusimos de acuerdo para trabajar juntos. Este año vamos a estar presentes en el Arete Guazu, que es el lanzamiento del carnaval en la zona de las Yungas. Ya hablamos con las comunidades para participar y colaborar con este ritual, que consiste en que se reúnen en el Parque Nacional Calilegua, en donde confluyen las distintas comunidades. Comenzamos a trabajar con los líderes de esas comunidades que se quejaban porque nunca salen las imágenes de ese carnaval", comentó. Haciendo un recorrido por todas las acciones, mencionaron también que "cuando se despierta a un artesano o un artistas, que está acostumbrado a desarrollarse sólo en su localidad, tenemos que ver dónde lo llevamos", explica Quinteros. "Por eso generamos esto de llevarlos a los distintos festivales, fiestas patronales y ferias de Jujuy, pero también fuera de la provincia como fue el Festival de Simoca en Tucumán, también llevamos una delegación a la Feria del Libro de La Rioja, hicimos una muestra de bailarines y músicos en una peña de Córdoba y un recorrido por las calle de la ciudad recordando el Éxodo Jujeño el 23 de agosto; el homenaje a la Pachamama al pie del Obelisco en Buenos Aires, con mucha gente participando a pesar de la lluvia torrencial que había ese día, con artistas musicales, artesanías y comidas regionales ofrecidas; etc.", enumeró Quinteros.
Walter Zapana suma más menciones cuando habla del Tercer Festival de la Pachamama que se hizo en esta capital, la participación en la ExpoJuy con niños samilantes que llegaron desde Abra Pampa, el Día de la Diversidad Cultural (12 de octubre) en que salieron con las comunidades a la calle de San Salvador de Jujuy, etc.
En estas recorridas e intercambio entre localidades, descubrieron artistas muy buenos que sólo se desempeñaban en su lugar de origen, y que pudieron promocionar en otros espacios. Por ejemplo "Gonza Barrios y Los Otetos, de El Carmen, grupo de jóvenes que fusiona la cumbia con el folclore; u Omar Alanoca, a quien le conseguimos el Teatro Mitre para presentarse, y luego lo pudimos presentar en festivales y en la Expojuy", explica muy entusiasmado Efraín Quinteros.
"En el mes de diciembre estuvimos con las fiestas patronales de Abralaite, Yavi, la Fiesta del Pan Casero, etc.", concluyó Zapana.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...