Las últimas lluvias en la zona de Volcán no produjeron mayores daños sino que retrasaron los trabajos que vienen realizando para sacar el barro y despejar la ruta.
Cabe destacar que la mayoría de las construcciones en la localidad son de adobe y esto las hace más vulnerables al agua.
Mientras tanto, las máquinas siguen trabajando en el lugar y también en el despeje de la ruta 9.
El domingo mientras caía la noche en Volcán, se veía que se avecinaba una fuerte tormenta y cuando la misma comenzó los vecinos asustados corrieron a los centros de evacuados, en donde se les brindó contención, ropa de abrigo y comida.
Así también muchos de ellos llegaron con crisis de nervios, según señalan desde los distintos centros de evacuados que se encuentra en esa localidad, y fueron asistidos por personal del Same.
Llenos de barro y todos mojados se acercaron los vecinos relató ayer Cristian Darío Zambrano, quien es oriundo de esa localidad y coordina el centro de evacuados de Vialidad de la Nación.
"En este lugar tenemos una cantidad fija que ronda las 40 personas, que son de la calle Belgrano, que es la más afectada, el domingo muchos se asustaron cuando caía la lluvia y se refugiaron aquí, ya que estamos cerca, dejaron las casas abiertas y tirando todo en el pueblo".
Son 120 las personas que se acercaron y "tenemos una capacidad operativa para 60, colapsó, le pedimos a Vialidad que nos preste su comedor para alojar a la gente".
Calculó que cayeron más o menos 60 milímetros, comentó Zambrano, lo cual hizo que se colapse el sistema cloacal.
En materia de asistencia señaló que se necesita mucha ropa de hombre, "porque son los que todos los días están trabajando en medio del barro, también talles grandes para mujeres y desinfectantes".
Los damnificados que pasaron la noche, apenas salió el sol, desayunaron y salieron rumbo a sus hogares para seguir sacando el barro.

Con riesgo de derrumbre
El secretario de seguridad, Guillermo Siri, comentó que hay muchas casas en Volcán que corren el riesgo de derrumbe y que los dueños no quieren abandonarlas. "En estos casos estamos trabajando con psicólogos y negociadores para que puedan salir de sus hogares para comer un plato de comida, secarse y al día siguiente seguir con los trabajos en sus viviendas", destacó.
El paso peatonal a través del río Grande se sigue manteniendo "por ahí han pasado alrededor de 5 mil personas desde que se produjo el evento hasta hoy, es un paso restringido y es básicamente para las personas que viven en la zona, no para los que vienen a vacacionar".
Siri, quien se encuentra en la zona desde que ocurrió el desastre, explicó que la última lluvia produjo un atraso en el trabajo que vienen llevando. "Continuamos tratando de abrir la ruta para sacar a mucha gente que se encuentra en las demás localidades y llevar asistencia para Purmamarca y las demás zonas, cosa que no padezcan con lo que respecta a comida" y abastecimiento en general.
"El domingo muchas de las personas afectadas por el temporal se autoevacuaron y otras que, con la colaboración de vehículos del Ejército, pudimos sacarlos para llevarlos a los centros de evacuación", agregó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Tenés decidido a que candidato o frente electoral vas a votar en las elecciones provinciales del 9 de junio?

Si
No
Necesito conocer sus propuestas
Hasta el momento no me convence ninguno
ver resultados

Importante ahora

cargando...