El expresidente estadounidense Barack Obama agradeció ayer a sus seguidores y al personal que lo acompañó en la Casa Blanca en los ocho años de su gestión por haber demostrado "el poder de la esperanza" y se despidió con su lema de campaña: "Sí, se puede. Sí, pudimos".
La Presidencia "ha sido el privilegio de mi vida y sé que hablo por Michelle también", dijo Obama desde la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington, donde se reunieron personal de la Casa Blanca, asesores y amigos para dar un último adiós al matrimonio.
Pero "estoy deseando ver qué hacer después y les prometo que estaré ahí con ustedes. Sí, se puede. Sí, pudimos", anotó el exmandatario demócrata, quien ayer entregó el bastón de mando al nuevo presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump.
Obama, el primer presidente negro de Estados Unidos, recordó que cuando él y Michelle Obama emprendieron este "viaje" lo hicieron "con una fe duradera en el pueblo estadounidense y su capacidad para unirse".
Tras despedirse de amigos, expersonal de la Casa Blanca y seguidores concentrados en Andrews, los Obama abordaron por última vez el avión presidencial con destino a Palm Springs, en California, adonde partieron para tomarse unas vacaciones.
Los mandatarios salientes suelen hacer un último vuelo en el avión presidencial cuando ya han dejado formalmente el cargo pero, aunque el aparato es el mismo, no se le llama Air Force One, ya que esa denominación se usa únicamente cuando a bordo va el presidente en ejercicio.
Barack Obama y su familia, usaron por última vez el Air Force One como presidente el pasado 10 de enero para volar a Chicago, donde dio su discurso de despedida.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...